sábado, 28 de mayo de 2016

Ilusiones ópticas

Ilusiones ópticas

Compilación
Abel Hernández García

Muchas veces hemos escuchado la frase: “Nos engañan nuestros sentidos”; y se podría decir que eso es verdad, pues la realidad que percibimos a través de cualquiera de los 5 sentidos, resulta de la interpretación de impulsos eléctricos que recibimos en nuestro cerebro; en el caso del olfato, tenemos receptores químicos en la nariz; en el tacto, la precepción se obtiene, entre otros, por la presión en la piel; en el oído, se perciben las vibraciones (20 a 20,000 hz); en el gusto, se recibe por medio de receptores químicos dispuestos en la lengua; y por último, la vista, la cual nos permite percibir la radiación de ondas electromagnéticas que se encuentran en la frecuencia de la luz visible (400 a 700 nm).

A través del ojo recibimos los estímulos luminosos y la retina se encarga de transformarlos en impulsos eléctricos, que son enviados al cerebro y este los interpreta; con lo cual podemos ver colores, formas, distancias y movimiento. El cerebro realiza un complejo proceso de comparación entre los impulsos eléctricos recibidos y el conocimiento que tiene almacenado, con la finalidad de reconstruir una realidad.

Cuando nuestra vista nos hace percibir una realidad equivocada, decimos que nos encontramos ante una ilusión óptica. Ésta puede crearse por: aspectos psicológicos, por ejemplo, un exceso de color o intensidad en un objeto; o aspectos cognitivos, en el que nuestro cerebro procesa bien los datos, pero estos resultan ser ambiguos o paradójicos.

Las ilusiones ópticas son muy importantes para descubrir las limitaciones de nuestra agudeza visual, además, tienen aplicaciones prácticas en: pintura, cine, efectos especiales, simuladores y actualmente lo vemos con las pantallas 3D.

Existe una gran clasificación de ilusiones, entre ellas:

  • Ambiguas: son aquellas imágenes que admiten más de una interpretación.
  •  Paradójicas: son imágenes que no pueden existir porque contradicen nuestra lógica.
  • Ambigramas: son representaciones de palabras o frases que al girarlas se mantienen inalterables o crean un nuevo texto.
  • Anamorfosis: son dibujos que aparecen deformados y que para verlos es necesario mirarlos desde una perspectiva adecuada que elimina la deformación.
  • Geométricas: son imágenes que usan dos elementos idénticos muy próximos, pero con una disposición que favorece que uno de los dos parezca más grande.
  • Pareidolia: se le llama así al hecho de ver el rostro de Jesús, la Virgen o formas humanas en figuras abstractas o elementos sin forma definida.


Para finalizar, les mostraré algunas ilusiones ópticas.

Una cara en las piedras


Cubo ambidiestro. ¿Un cubo o un piso y dos paredes?

Fíjate en esta imagen, ¿puedes ver la cara del hombre con barba?, ¿y el hombre a caballo que mira a la persona que está en el suelo?

Ilusión de Ouchi: si movemos un poco la cabeza, las rayas verticales del círculo parecen moverse.

Ilusión de rotación aparente. Si se fija la mirada en el centro del círculo y aleja y acerca la cabeza a la imagen, los dos círculos parecen girar en sentido contrapuestos