martes, 23 de febrero de 2016

LOS NÁUFRAGOS DE EL HOLANDÉS ERRANTE

Los náufragos de El Holandés Errante
de Brian Jacques

Abel Hernández García
Reseña

El título: Los náufragos de El Holandés Errante, es muy llamativo, pues la leyenda del barco fantasma es muy conocida; sin embargo, esta obra no trata exclusivamente de la leyenda, aunque sí la narra en la primera de las tres partes que la componen; desde luego, eso era necesario para los lectores que la desconocen.

Debido a que El Holandés Errante sufre una maldición, el autor, hábilmente, se vale de ese detalle fantástico para enlazar la leyenda a su historia; de manera que la primera parte resulta muy interesante, pues sus personajes principales son testigos de la maldición que da origen a la leyenda del barco fantasma.

Brian Jacques les otorga a Nabucodonosor y a Dinamarca, sus personajes principales, dos regalos divinos: el habla y la inmortalidad; esto como recompensa a su nobleza y fortaleza demostrada, antes y durante el recorrido de El Holandés; el cual naufraga en las aguas de Cabos de Hornos. Sin embargo, Jacques hace que tal recompensa no sea sin motivo, pues el milagro va ligado a un destino, por lo que sus personajes terminan siendo una especie de misioneros divinos, quienes van ayudando a determinadas personas escogidas por la Providencia a lo largo del Tiempo y el Espacio.

Pero cabe la aclarar que los protagonistas son: un muchacho y un perro; de manera que surge la pregunta: ¿qué tipo de servicio o ayuda puede realizar un muchacho y un perro?


Brian Jacques finaliza la obra cuando sus “héroes” solucionan un problema que beneficia a todo un pueblo; aunque una sensación de tristeza queda presente en algunos de sus personajes; y como es de esperarse, deja la puerta abierta para otras secuelas.