sábado, 23 de enero de 2016

La Búsqueda Externa

Por Thomas Michael Powell


En el boletín pasado introducimos el concepto del Paradigma Fatal. El Paradigma Fatal es la creencia falsa que personas y cosas externas causan nuestra experiencia interna, particularmente nuestras emociones. Dijimos que tiene dos partes: La creencia que cosas externas "buenas" pueden traernos la felicidad y la creencia que eventos, situaciones o las acciones de otros "malos" nos causan dolor y sufrimiento.

La creencia que cosas externas buenas pueden traernos la felicidad empuja a las personas atrapadas en esa creencia a lo que se llama la Búsqueda Externa. La Búsqueda Externa es buscar la felicidad y el amor afuera de uno mismo. Es pasar la vida persiguiendo y acumulando cosas externas en un esfuerzo inútil para llenar la insatisfacción que el ser humano normal tiene adentro. Vemos la Búsqueda Externa en todos lados: vemos a la gente buscando la felicidad en relaciones y sexo, en alcohol o drogas, en acumular cosas, dinero y propiedades, en buscar títulos, honores o fama, en subir las escaleras del poder político. Todo el mundo –por rico que ya sea– quiere más y más, y aunque lo logren, sólo les queda querer aun más – porque nada externo puede llenar lo que la esencia espiritual del ser humano busca.


La Búsqueda Externa es insidiosa. Cuando logras alguna meta, te da lo que se llama un MOMENTO DE PLACER o MOP. Un MOP es una chispa de placer, un espejismo de la felicidad. No es la felicidad verdadera y siempre pasa, siempre desaparece – dejando a la persona en su insatisfacción y búsqueda de algo más. Lo insidioso es que esa chispa engaña a la persona a pensar que esa cosa sí traerá la felicidad si sólo puede conseguir más – así que se dedica a tratar de conseguir más. La chispa engaña a la persona a pensar que algo externo sí es la solución a su búsqueda para la felicidad – y si lo que acaba de obtener no funcionó, entonces es cuestión de encontrar la cosa correcta. Tal persona se mueve de una búsqueda por dinero, a una por fama, a una por poder, a una por sexo, etc., buscando encontrar esa cosa que finalmente le hará feliz. 

MOPs jamás son la felicidad verdadera. Dependen de cosas externas –incluyendo de la pareja o los hijos– y siempre pasan. No tienes control sobre ellos porque la naturaleza del mundo es el cambio. La felicidad verdadera es un estado interno permanente que llevas contigo todo el tiempo, no importa las circunstancias externas. No viene de lo externo y no está afectado por cambios en las circunstancias. Ya que es algo adentro, tienes control pleno sobre ello. La persona verdaderamente feliz no acumula cosas – solamente tiene lo que necesita para vivir cómodo. Nunca le ocurriría acumular más de lo que necesita. Ya lo dijeron San Francisco de Asís y Jesús Cristo: “Necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito poco." 

Tampoco interpretes esto para decir que los psicánicos están en contra de las cosas materiales. Al contrario, los psicánicos tienen lo que quieren de las cosas materiales y viven cómodamente. Pero saben que las cosas físicas solamente proporcionan comodidad física: saben que no son la felicidad, y saben que no sólo no son el propósito de su vida, sino que tienen poca importancia para la calidad total de su vida. Los psicánicos tienen cosas más importantes e interesantes que hacer con su vida que dedicarla a la acumulación y cuidado de cosas materiales. 

Cuando estás atrapado en la Búsqueda Externa, la vida es una montaña rusa con ocasionales picos altos de los MOPs y largas bajadas de búsqueda, trabajo, esfuerzo e insatisfacción – tratando de lograr un MOP. La felicidad verdadera es imposible porque están buscándola donde no existe – afuera de ti. 

Si realmente quieres ser feliz –y ésta es la motivación básica de todo comportamiento humano– entonces primero tienes que estudiar la naturaleza de la felicidad y de aquello que quiere ser feliz, tú mismo como ser humano. 

Saber es Poder 


Tú eres el organismo, mecanismo más complejo en este planeta. La vida y la felicidad también son complejas. La causa de los problemas y conflictos es la falta del conocimiento correcto, es decir, la ignorancia. De hecho, Buda dijo: “Toda maldad es ignorancia" y tiene la razón. 

Tú naciste sin el SABER verdadero de cómo funciona la vida. Se supone que tus padres y el sistema educativo deben dártelo – pero no lo han hecho. Y eso es porque NO LO TIENEN – y la prueba que no lo tienen es que sus vidas están llenas de problemas y conflictos ¿no es así? Algunas personas piensan que las religiones tienen la contestación – pero las religiones han existido por más de 2,000 años y a pesar del tiempo y todo lo que dicen y hacen, la condición humana no ha mejorada gran cosa. No tienen el poder de resolver el rompecabezas de la vida o ya lo hubieran haberlo hecho. 

Sin embargo, sí existe ese SABER. Se llama ciencia psicánica. Pero solamente tú puedes actuar para adquirir ese SABER – nadie puede aprender por ti. Y no tomes nuestra palabra de que es el SABER verdadero – investiga y compruébalo para ti mismo. Tienes toda tu felicidad para ganar. 

Si sigues operando tu vida con las ideas y conocimientos que estás usando ahora, solamente puedes tener más de los mismos resultados. Si quieres una mejor vida, tienes que comenzar con mejores conocimientos.