martes, 13 de enero de 2015

Décima de Gloria - Décima


A la maestra Gloria Hernández Ariceaga
Por: Epifanio Castillo Santiago

Una décima de gloria
vale más que mil estrellas,
es de las cosas más bellas
que en la senda de la historia
busca el hombre a su memoria.

Hay cosas maravillosas
en esta vida de rosas,
mas los seres de conciencia
forjan para su presencia
de gloria, las más gloriosas.

El cielo azul es precioso
si lo observas con el alma,
cómo el mar de fondo en calma
une su perfil deseoso
ante el manto más hermoso.

Así es una mente pura,
se refleja en su hermosura
cuando alcanza sus ideales
y no hay bienes materiales
sobre su gloria segura.


Por ello y muchas razones
la arcilla de esta memoria
moldeada en surcos de gloria,
barbecha entre mil borrones
cuentos, poemas, canciones.

Y no intento de la historia
saciar mi sed de su noria,
si he de luchar con esmero
para obtener lo que quiero
es mi décima de gloria.