jueves, 21 de agosto de 2014

100 motivos para ir al dentista - Artículo

Hola amigos de la revista K'atsiyatá, pensé varios días en el tema de este mes*, y decidí mejor recomendarles un libro, llamado 100 MOTIVOS PARA IR AL DENTISTA, este libro está dedicado 100% a los pacientes, a explicarles de manera clara el por qué es importante la prevención odontológica y darles algunos consejos para que la comunicación con el dentista sea más abierta, clara y amena. No les pude poner los 100 consejos aquí, pero les dejo una muestra:

1.    PARA EMBELLECER SU SONRISA

Entre las bellezas colocadas por el Creador en la naturaleza, una de las más perfectas es el ser humano, y entre las perfecciones de este, la sonrisa, el más bello de los gestos, nuestra forma de comunicación más sonora eficiente y expresiva, elemento de atracción entre las personas, razón de aproximación. Obviamente siempre y cuando la sonrisa sea verdadera y espontánea y se mantenga conservada, tal como la recibimos, o mejor aún.
La sonrisa, como otras evoluciones consecuentes de la mano del hombre, puede ser corregida o mejorada. Así como nos afeitamos, arreglamos el cabello, nos maquillamos, nos dedicamos a una dieta o nos sometemos a una cirugía plástica, la sonrisa puede y debe recibir una atención para mejorarla. La mano del hombre que es capaz de crear, dando belleza a una pintura, formas bellas a una escultura, énfasis con iluminación a bellezas naturales o todavía efectos especiales por la arquitectura, hoy ha logrado hacer transformaciones en la fisionomía que resultan realmente fantásticas, a través de simples correcciones en la sonrisa de una persona.
Se trata de mejorías en los colores de los dientes, correcciones de formato en algunos de ellos, tratando de armonizar, algunos dientes desviados de su posición normal, eliminación de espacios interdentales, o diastemas a través del uso de resinas del color de los dientes, reposición de dientes perdidos, corrección de defectos en las encías y arreglo de posiciones equivocadas de los maxilares.
Con esto se mejora nuestra imagen facial, en el punto de mayor concentración visual: la boca. Rejuvenece las facciones, aumenta la autoestima por la mejor aceptación de sí mismo, cuando no corrigiendo alguna limitación a la que nos imponíamos por la insatisfacción con respecto a nuestra sonrisa. Se mejorará la fonética y se permitirá una mejor entonación de las palabras, facilitando la comunicación tan esencial en nuestros días. Para mejorar la sonrisa, se obtienen mayor volumen de la arcada dental, mejorando la posición de los labios, perfeccionando el perfil facial y, algunas veces eliminado arrugas o fallas dentales. En otras ocasiones, se facilita la propia higiene bucal, permitiendo una mejor manutención del blanco ideal de los dientes que, de otra manera sólo se obtenía aclarando artificialmente, y este es un recurso bastante utilizado para mejorar la apariencia.
Siempre que tengamos cualquier insatisfacción con nuestros dientes debemos buscar un odontólogo, aunque sean problemas antiguos que otros profesionales no resolvieron. Dentro de la Odontología el profesional más indicado para resolver estos problemas es el especialista en Operatoria Dental, el área de la estética, también conocida por cosmética dental. Cuando más largo sea el tiempo recorrido, más serán los problemas y más difíciles y onerosas pasan a ser las soluciones. Problemas estéticos, tratados al inicio, corresponden a valores pequeños y muchas veces, pocas consultas son suficientes para llegar a una solución. En la mayor parte de los casos, este tipo de tratamiento no envuelve el dolor, siendo realizados sin el uso de anestesia.

2.    PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA

Dicen los que saben, que de nada sirve vivir mucho sin calidad de vida. Que lo ideal es una vida saludable, aprovechando de su totalidad. Otros dicen que somos lo que comemos y que gran parte de los problemas de nuestro cuerpo están relacionados, no sólo por los alimentos ingeridos sino también por el tipo de digestión que hacemos. Esta última empieza indiscutiblemente por la boca. Es en la masticación donde se define el mayor o menor esfuerzo a que se someterá a todo el aparato digestivo. Por eso, es importante masticar mucho y bien. Si el mundo moderno ya no nos permite masticar mucho, por lo menos hagámoslo bien. Por este motivo son necesarios todos los dientes en buena posición y estado. Hablar, besar, tocar algún instrumento, silbar, cantar y sonreír son algunas actividades importantes para la calidad de vida, que dependen de la boca y del buen estado de sus dientes y que pueden llevarlo o no, a una mejor calidad de vida.
Los problemas de masticación que resultan en una digestión sobrecargada son frecuentemente de una articulación (forma con que los dientes de los dos maxilares se encajan durante el acto de masticar) inadecuada o insuficiente. Muchas veces la persona ni siquiera desconfía de que conviva con esta limitación, sin percibir si los dientes se tocan adecuadamente en la masticación y conviven por años con limitaciones que podrían ser resueltas con procedimientos simples, que envuelven reposicionamiento de algunos dientes a través de placas de mordida usadas por algún tiempo, normalmente durante la noche. En otros casos, la solución es rehacer el formato de algunos dientes para permitir que todos ocluyan mejor. Algunos pocos casos necesitan de tratamientos más complejos. Además de una digestión más saludable, que muchas veces permite disminuir naturalmente el tamaño de la barriga, por el simple hecho de no colocar el aparato digestivo en sobrecarga, una buena digestión mejora el desempeño en el período de la tarde, principalmente en las primeras horas después del almuerzo. Otra ventaja del tratamiento, para los que tienen estos problemas es eliminar el roce de los dientes en el período nocturno, que puede acarrear otras consecuencias mayores, eliminando, en los casos más comprometidos, dolores consecuentes de la mala posición de los maxilares y dientes en el acto de su articulación. Una buena oclusión (correcto anclaje de los dientes en los maxilares); además de las ventajas en masticación permiten hablar de manera más espontánea y los movimientos de la estructura facial son más armónicos.
Cuando usted observe que sus dientes no sierran en forma correcta unos con los otros, o sentir que tiene dolor o cansancio en la masticación o cuando su dentista clínico general le recomiende un análisis más detallado de su articulación temporo-mandibular, es señal de que usted debe buscar un especialista para identificar mejor su problema y tratarlo. Es una especialidad que está surgiendo ahora, que engloba la oclusión, el dolor y la disfunción. Todos sus tratamientos están ausentes de dolor, sin necesidad de anestesia y no implican un tiempo prolongado. La mayor parte de los casos son poco costosos, principalmente cuando son tratados en las fases iniciales del problema, y la mejora de la calidad de vida sucede en casi el cien por ciento de los casos que son tratados en forma adecuada y conveniente.

3.    PARA ATENDER UNA EMERGENCIA
4.    PARA NO SENTIR DOLOR
5.    PARA QUE EN EL FUTURO GASTE MENOS
6.    PARA MEJORAR LA TOTALIDAD DE SU SALUD
7.    PARA APROVECHAR LOS PRECIOS BAJOS
8.    PARA LA COLOCACIÓN DE PRÓTESIS DENTALES
9.    PARA CAMBIAR UNA RESTAURACIÓN
10. PARA CORREGIR DIENTES TORCIDOS

¿Cómo los ven?, ¿interesantes, no? Como sé que a veces es difícil encontrar libros, también los pueden leer en línea en la siguiente dirección:         
 http://www.universodontologico.com.ar/marketing/100.htm o mejor aún, lo pueden descargar en esta otra: http://www.odontomarketing.com/art115dic2003.htm

Ojala tengan la oportunidad de leerlo y sacarle el mayor provecho posible, y yo pues le daré una repasada.
Me despido de esta edición y de este año, deseándoles que sea esta navidad motivo de mucha felicidad y el año nuevo una esperanza de éxito y prosperidad. Feliz año nuevo 2012.


Y recuerden: es más fácil, menos doloroso y costoso, un tratamiento a tiempo. Nos vemos el otro año.

* Publicado en la Revista Impresa y Electrónica ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla No. 52