lunes, 5 de mayo de 2014

Nocturna Soledad


Karina Castellanos Domínguez

Nocturno vaivén de olas
se posan en mi ser.

Silencio majestuoso
me invita a sentir,
la inquietud de las almas encadenadas
que se desvanece como rocío de nostalgia
en la penumbra del purgatorio.

Todo se escucha desde aquí
su sufrir
     su reír.

Ecos melodiosos gritan en cada momento
sólo responde
la quietud
de mi eterna

y nocturna soledad.