lunes, 19 de mayo de 2014

Laguna De Mi Infancia - Poema

Rogelio Hernández Méndez
Cuando yo era niño
flotaba semidesnudo, frágil
jugueteaba en las cabrillas 
de tu superficie blanda.

Mientras volvías a mí
sobre carencia de murmullos
en templadas palabras.

Enamoraste mis ojos
por ser tan culta y clara
mi paloma blanca, dócil
a mis pies te mostraste vulnerable.

Fina y delgada como el cristal
a tus costados parecías tan simple
pero al besar el torso de tu figura
bebí el paladar más dulce 
de las mieles vírgenes...

Ahora sólo te recuerdo 
abrazada con el horizonte:
te volviste humo en el silencio
culpable esa contaminación
desenfrenada.

Cada vez que retorna tu ira 
entre mejillas del viento
lloras tu odio
apuntas hacia la avaricia humana.