jueves, 10 de octubre de 2013

SUICIDA

Poesía
Eduardo Torres Isleño


Soporto el filo del instante:
cobardía que no mengua,
mi cabeza cubro
invadido
por el cansancio de mi ceguera
                                            asi:
                                                  existo
                                                          profano
                suicida
retraído en mi propia melancolía.

No apetezco emerger.

Combato en la vergüenza herida
                                         de mi bondad:
                                                  probabilidades
          del olvido de Dios.

Expirado en mi agria condena
donde se encrespan la culpa y los dientes,
donde rechina el tropiezo con la certeza

donde el pensamiento básico
se vuelve hálito glacial.


Triste cólera de mi ánimo.