jueves, 10 de octubre de 2013

EN LA DEFENSA DEL APASIONADO PERIODISMO DE LAS LETRAS.

Por Bernardo Cortés Vicencio

Artículo desterrado y perseguido en esta base de burócratas

sufre una mutación de su teoría sin fundamento; la realidad ilegal es mitad de la razón de los empleados, rastrojo sándwiche de la dieta, se consume popular en la salsa fría y se vuelve pensamiento climático de protesta.

Moderno racimo intestinal que fluctúa en la física agresión del lenguaje, vinagroso aceite de ingredientes que confabula a golpear la fisiología verbal, y es que leer y escribir es un exabrupto del estrés….dicho popular del lenguaje textil o de establo que une puntos de enojo en una conducta mental del pusilánime; que no es mas que su propia doctrina en miopía haciéndose un gobierno en su reforma oral, donde la refaccionaria se vuelve artículos religiosos con la licencia floral del neandertal; (cuando estos fueron verdaderos exploradores y no limitadores de sus fronteras).

Y actos pensadores en su tirano desempeño de la ideología hacen juicio diplomático y le dan un portazo a las palabras.

En esta ovulación del sexo materno del habla, la anarquía empapa la realidad en una disculpa en bandera rota, y el mismo cirujano ametralla el feto lingüístico por un bien económico, provoca el aborto de los minutos con el pretexto aduanero.

Como dicen estos jóvenes papantecos en sus poemarios resumiendo el contenido. Roto: “la anarquía controla pasos de equilibrio en el corredor de la conciencia”. Confusión Retraída “: “la absoluta monotonía embarra el cristal de las emociones figuras de peste invaden el espacio alimentan el veneno…. se empaña la razón”. Cambio: “el presente es como las olas, no enjuagan la arena con la misma espuma, el cielo no entreteje dos nubes iguales para el ocaso”. Y asi se puede enumerar varios trabajos de estos jóvenes oriundos donde la raíz del venero se encuentra anclada en la piedra piramidal del trueno.

Cuanta razón encierra esa economía palpable de enriquecida madurez , en ese ícono balneario donde desembarca la poesía con toda la belleza inspirada en el talento; inspiración que guarda un continente de monogramas y abonan séquitos soldados representado la voz escrita, interpretando la imagen retórica con la ración alimenticia del verdugo según “ inmaduras” o declarándolo en una población desierta de incomunicada clausura, afectando la despensa humana de un ciclo pluvial en su desarrollo (de los pocos que leen en este cambio afiliado y de aquellos herreros costumbristas de este siglo debatiéndose en un libro somnífero con el pretexto medicamento del cansado ajetreo cotidiano).

Por eso y mucho mas ajusto el tornillo de la mentira, la radiante salud de la lengua es cultura en vivienda-alerta cuando es lamentable deducir deslaves antes que imputar el nulo cáncer supuesto en una pedagógica prensa futurista, -me pregunto- ¿En dónde esta la inmadurez?. Olerían los trabajos o nada mas aventaron la luna al revés. Este sancudo lunar que succiona la amable diplomacia con el morbo de la indiferencia civil.