sábado, 27 de octubre de 2012

Wildlife Photographer of the Year 2012

Conozca a los ganadores del Premio de Fotografía 2012 Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year, organizado por el Museo de Historia Natural de Londres y la revista BBC Wildlife Magazine y considerados los más prestigiosos galardones de fotografía de naturaleza del mundo. Este año han concursado 48.000 fotografías, enviadas por profesionales de 98 países.


Una gacela huye despavorida de un grupo de guepardos hembra ante el objetivo de Grégoire Bouguereau. La imagen ha obtenido el primer puesto en la categoría “Comportamiento: mamíferos”. 
© Gregoire Bouguereau/2012 Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year

El primer premio de la 48ª edición ha sido para Paul Nicklen, autor de una fotografía en la que cientos de pingüinos emperador se lanzan al agua, bajo el hielo, a nadar, llenando el océano de burbujas. El jurado ha destacado “la magnífica composición y la luz perfecta” en esta situación tan complicada en la que se encontraba el autor, cuyos pies, según recuerda, ya habían empezado a congelarse. El fotógrafo submarino David Doubilet ha declarado que la imagen ofrece “un destello en la vida privada de estos pingüinos”. 
© Paul Nicklen/2012 Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year

Imagen ganadora de la categoría “El mundo en nuestras manos”, que muestra la difícil situación a la que se enfrentan los osos polares al reducirse la cubierta de hielo en los polos por el aumento de la temperatura. La imagen fue tomada con una lente ojo de pez.
© Anna Henly/2012 Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year

Retrato de un voraz caimán, captado por Luciano Candisani. La imagen resultó ganadora en la categoría “Comportamiento, animales de sangre fría”.
© Luciano Candisani/2012 Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year

El enfrentamiento entre un ganso y un zorro ártico fue inmortalizado en esta imagen tomada por Sergey Gorshkow en el noreste de Rusia. La foto fue etiquetada como “Recomendada” en el concurso, en la categoría de “Comportamiento: aves”.
© Sergey Gorshkow /2012 Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year

Una ardilla roja fotografiada en una vivienda abandonada de Finlandia, concretamente en el ático, donde reside habitualmente, según cuenta el autor del retrato. La imagen fue escogida ganadora en la categoría “Vida salvaje en la ciudad”.
© Kai Fagerström/2012 Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year

La expresión de este macaco japonés sumergido en una piscina natural de aguas termales del Valle del Infierno (Jigokudani) no deja lugar a dudas del bienestar que le produce el baño. Los monos “tan relajados que muchos se dormían ante mis ojos”, según cuenta el fotógrafo. La imagen fue seleccionada como “Recomendada” en la categoría de "Retratos Animales".
© Jasper Doest/Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year 2012

Klaus Nigge ganó el primer premio en la categoría “Visiones creativas” por este retrato de flamencos reunidos en el estuario de Ría Cestún, en la península de Yucatán en México.
© Klaus Nigge /Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year 2012

El español Francisco Mingorance quedó finalista en la categoría de “Reinos de la botánica” por esta imagen del tajinaste rojo (Echium wildpreti), una planta endémica de las islas de Tenerife y la Palma, con la Vía Láctea al fondo. La planta alcanza unos tres metros de longitud y se conoce también como “torre de joyas”.
© Francisco Mingorance/Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year 2012

Dos moscas de patas largas macho fueron retratadas en plena danza de combate para “medirse” antes de salir volando en busca de una hembra con la que aparearse. Según el fotógrafo, los insectos se enroscan uno alrededor de otros, juntan sus extremidades e inclusos sus bocas hasta que uno de ellos supera al otro en altura en medio de ese difícil equilibrio. La imagen fue una de las “Recomendadas” por el jurado en la categoría de “Animales de sangre fría”.
© Klaus Tamm/Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year 2012

El premio al mejor retrato animal de esta edición ha sido para Larry Lynch por esta fotografía tomada junto al Río Myakka. Como los gatos, los alligatores tienen en cada ojo un tejido reflectante llamado tapetum lucidum, que refleja la luz.
© Larry Lynch /2012 Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year

¡Quién diría que estos tigres de Bengala tienen solo 14 meses de edad! De hecho, cuando se hizo la foto ya se habían comido a 3 personas. La imagen, tomada en el Parque Nacional Bandhavgarh en la India, quedó finalista en el Premio Gerald Durrell para Especies en Peligro.
© Steve Winter/Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year 2012

Una de las imágenes que estuvo a punto de obtener el premio en la categoría “Animales en su medio” fue este retrato del extraño oso de Kermode (Ursus americanus kermodei, una subespecie de oso negro con pelaje de color crema que vive en Canadá, captada por Paul Nicklen.
© Paul Nicklen/2012 Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year