lunes, 17 de septiembre de 2012

La temperatura más alta medida por el hombre


Si crees que este verano ha sido caluroso, no es nada en comparación con el verano de 1913, cuando la temperatura más alta jamás registrada fue de unos abrasadores 56,7 grados centígrados en el Death Valley, California. Aunque la lectura se hizo hace 99 años, sólo ahora ha sido reconocida por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) como la temperatura más extrema jamás registrada.

Esto también se debe a que un equipo internacional de meteorólogos terminó recientemente una investigación en profundidad de la que había sido la temperatura más alta hasta la fecha de 58 grados Celsius registrada el 13 de septiembre de 1922 en El Azizia, Libia. El grupo encontró que había suficientes preguntas en torno a la medida y la forma en que se hizo, que probablemente era inexacta, derrocando al récord libio de 90 años atrás.

"Hemos encontrado errores sistemáticos en la lectura 1922", dijo Randy Cerveny, profesor en la Escuela de Ciencias Geográficas y Planificación Urbana. "Este cambio en los libros de registro ha requerido investigaciones exhaustivas y un montón de trabajo sobre los registros forenses", agregó Cerveny, quien también es el Relator de extremos climáticos y meteorológicos de la OMM, es decir, la persona responsable de mantener los registros meteorológicos más destacados de todo el mundo.

Oficialmente, el "nuevo" récord mundial de extrema temperatura es de 56,7 C (134 F), registrado el 10 de julio de 1913, en Greenland Ranch en el Death Valley, California

"En el corazón de cada meteorólogo y climatólogo late el alma de un detective", dijo Cerveny. En este caso, los detectives del tiempo tuvo que trabajar en medio de una revolución en marcha en Libia.

Cerveny dijo que durante mucho tiempo se había diudado de la precisión de la temperatura de El Azizia. Fue registrada en 1922 en lo que entonces era una base del ejército italiano.

El equipo meteorológica internacional - que incluyó a expertos de Libia, Italia, España, Egipto, Francia, Marruecos, Argentina, Estados Unidos y el Reino Unido - ha identificado cinco problemas principales con los registros de temperatura de El Azizia. Entre ellas, el uso de instrumentos anticuados, un observador probablemente inexperto, un sitio de observación que no es representativo de los alrededores del desierto en coincidencia con la falta de temperaturas extremas en otras localidades cercanas y en los días a nteriores y posteriores al día de la toma de datos en cuestión.

El comité de evaluación de la OMM concluyó que el escenario más convincente para el evento de 1922 fue que un observador nuevo e inexperto, no entrenado en el uso de un equipo que podría ser fácilmente malinterpretado, tomó equivocadamente el dato de temperatura. La lectura fue por consiguiente un error de unos 7 grados Celsius (12,6 F).

El trabajo de investigación que describe Cerveny incluye la búsqueda y el examen de la hoja de registro original y sobre ella dijo que había resultado muy útil. En la reconstrucción de los hechos, Cerveny describe cómo a una nueva persona se le encarga realizar las mediciones de temperatura con un termómetro "Six-Bellini" que incluso en 1922 era una pieza obsoleta de tecnología. Al revisar los registros, se hizo evidente que la persona que registró la temperatura se equivocó transposición de lo que leía en el termómetro, siempre anotando las lecturas en la columna equivocada del registro.


"Uno de los problemas con un termómetro Six-Bellini es que el indicador - el puntero - que apunta a la escala de temperatura posiblemente podría ser leído en la parte superior de la aguja o la parte inferior del puntero", explicó Cerveny. "Si un observador sin experiencia utiliza la parte superior del puntero en lugar de la parte inferior, habría obtenido un error de hasta 7º C. "

Otra información que indica el investigador incluye la ubicación del equipo de medida - El Azizia está a unos 35 km al suroeste de Trípoli, en la costa mediterránea - y el hecho de que la temperatura récord se destacó entre todos los demás valores registrados ese día cerca de la ubicación El Azizia.

"Cuando comparamos sus observaciones a las áreas circundantes y con otras mediciones realizadas antes y después de la lectura 1922, simplemente algo no cuadraba", dijo Cerveny.

Investigaciones durante una revolución

La investigación se inició en 2010 y poco después de que la revolución en Libia comenzara a formarse. El funcionario libio en el equipo (Khalid El Fadli, director de la sección de clima del Centro Meteorológico Nacional de Libia) quedó sin contacto con el resto del equipo durante unos ocho meses y la investigación entró en suspenso. Entonces El Fadli pudo dar a conocer que estaba a salvo (aunque él y su familia salieron de Trípoli durante un tiempo para evitar los disturbios) y pudo retomar su papel en la investigación. Pero pasaron otras tres semanas antes de que volvieran a tenerse noticias de El Fadli.

"Khalid El Fadli hizo esto con gran riesgo para sí mismo", dijo Cerveny. "Era un funcionario del régimen anterior, por lo que cuando la revolución comenzó a generalizarse, su seguridad era una preocupación clave."

Afortunadamente, después de la revolución, El Fadli podría reincorporarse a sus funciones como meteorólogo principal con el nuevo gobierno y la investigación comenzó de nuevo.

Más allá de dar derecho a fanfarronear, Cerveny dijo que la temperatura récord más alta del mundo tiene algunos usos importantes.

"Esta es la temperatura más alta registrada donde vive gente, por lo que este tipo de datos puede ayudar a las ciudades que existen en este tipo de entornos para el diseño de edificios que mejor se adapten a estos extremos", dijo. "Conocer las temperaturas máximas que ciertos materiales deben soportar conduce a mejores productos y diseños. Por eso muchos fabricantes de automóviles tienen pistas de pruebas en el desierto de Mohave caliente.

Cerveny añadió que también son importantes implicaciones científicas básicas en este hallazgo.

"Esta investigación demuestra que, debido a las continuas mejoras en la meteorología y la climatología, los investigadores pueden ahora volver a analizar los registros anteriores del clima con mucho más detalle y con mayor precisión que nunca antes", explicó Cerveny. "El resultado final es un conjunto aún mayor de datos para el análisis de importantes cuestiones mundiales y regionales relacionados con el cambio climático".

Una lista completa de los extremos meteorológicos y climáticos está disponible en el Archivo de la OMM. Esto incluye las temperaturas más altas y más bajas del mundo, lluvia más intensa, granizo más pesado, el período seco más largo, ráfaga máxima de viento y otras condiciones climáticas extremas.