jueves, 15 de marzo de 2012

Sicarios gráficos

Bernardo Cortés Vicencio



Escucho el goteo apócrifo
          desdentado de tus frases
                                                   el mimo gutural cuando caen las hojas
                                                                          crea un ejército flotante polo
 de aire rústico.

Que escurre sin arte
 imitando reclutas homicidas.

                                                                                         Sicarios gráficos.

En esa maquinaria divisoria se desnudan
                                   las escenas de cinta viva
                                                    hurtando imágenes.

 Fórmulas subrayadas de un texto autógrafo.

El eje visual rebota en el acantilado de artífice
                                                                                              sugestión
asentado plano  Frankestein con un fin dialéctico.

El estímulo profana el plagio emocional
                                                      de virgen autoría,
sin intelecto,
 el mundo se vuelve eco en el cual palpita el servilismo
                                                                                                  literario.
 Insulso análisis donde caen los recursos,  deshilando aforismos
  sierpe virtual
                                                                 su identidad evade el ojo poético.

                                                 Irrumpe estallando granadas,
                                      la propela es ya releída y descifrado pacto.

                                                             exhalación  hórrida

En esta isla cíclope en que se alza la tinta radiactiva
el intérprete,  adherido al canibalismo
anuncia idiomas legislables.

Un proceso en cada bahía.

Y su expresiva catedral seudónima
se vuelve estilo de camaleónica
                                                                                       semilla mutante
al canjeo.