miércoles, 30 de noviembre de 2011

El veloz Carnotaurus


El dinosaurio de siete metros de largo y con dos cuernos en su frente fue uno de los cazadores más veloces en su época, según las conclusiones a las que se ha llegado en un nuevo estudio.


El paleontólogo Scott Persons (Universidad de Alberta, Canadá) ha analizado la forma de ciertos huesos del Carnotaurus, y ha determinado que esta bestia tenía una gran fuerza para impulsarse hacia delante.

En una investigación anterior, Persons encontró una configuración similar en el Tiranosaurio rex, probablemente el depredador más emblemático de la era de los dinosaurios.

Sin embargo, la cola del Carnotaurus era rígida, lo cual hacía que al animal le resultara difícil hacer giros cerrados de modo rápido y fluido.

Para un dinosaurio herbívoro pequeño en las llanuras de la Argentina prehistórica, la mejor oportunidad de sobrevivir al desafortunado encuentro con un Carnotaurus hambriento era correr dando muchos giros cerrados.

Huir en línea recta tenía un final fatal en la mayoría de los casos, dado que resultaba muy difícil vencer en velocidad a la bestia en una carrera en línea recta.