sábado, 28 de mayo de 2011

Tejido de vainilla


Uno de los talleres que a primera vista pudiera parecer sencillo es el tejido de la Vainilla, sin embargo, después de experimentar la técnica, he comprobado que requiere de habilidad para manipular esa maravillosa vaina que se resiste sutilmente al cambio de forma, a los primeros movimientos que se requieren para formar una de las figuras más sencillas, a opinión del instructor, la vaina suelta sus aromáticos aceites, lo que dificulta su manipulación.

La mayoría de las figuras no requieren de mucho instrumental, basta con tener tijeras, cutter, hilo negro de cáñamo y, por supuesto, vainilla.
Algunas figuras son simples, sólo se necesita torcer de manera adecuada la vaina, sin embargo, hay otras más complejas que requiere de torcer, cortar y amarrar la vaina; lo cual es complicado cuando la vaina, el hilo y las manos se encuentran cubiertas del aceite que suelta la vainilla.

La cantidad de figuras que se pueden realizar está limitada solo por la imaginación y creatividad del artesano, a continuación les muestro algunas de las figuras que se pueden realizar:



El resultado es artístico, la vaina se ha transformado y presenta, además de su incomparable aroma, una forma agradable a la vista, lo que la hace ideal para exhibir y perfumar, tocadores, alacenas, burós, cajones, etc. Como principiante puedo decir que el trabajo final es gratificante.