viernes, 27 de mayo de 2011

No era posible


Por Ángel González
Alguien dijo que no era posible
y él contestó con una risita:
"tal vez será imposible", pero él
no lo diría hasta haberlo intentado.
Así que se lanzó a lograrlo, con la huella
de una sonrisa en el rostro.
Si estaba preocupado, lo ocultaba muy bien.
Empezó a cantar mientras se enfrentaba
a lo que era imposible, y lo hizo posible.
Alguien se burló: Oh, no lo conseguirás nunca;
por lo menos nadie lo ha hecho antes.
Pero él se quitó la chamarra y el sombrero, se arremangó la camisa
e inmediatamente vimos que se disponía a conseguirlo.
Alzando la barbilla y con una sonrisa,
sin dudas ni vacilaciones,
empezó dar a amor a otros mientras realizaba aquello
que no podía hacerse, y lo hizo.
Miles de personas te dirán que es imposible;
miles te profetizarán el fracaso;
miles te señalarán uno a uno
los peligros que pueden asaltarte.
Contéstale con una sonrisa,
quítate la chamarra, arremángate la camisa y disponte a conseguirlo,
Empieza dar amor mientras realizas
"lo que es imposible", y lo harás posible.