lunes, 2 de mayo de 2011

Alicia en el país de las maravillas

 Autor: Lewis Carroll

Recomendación
Por Abel Hernández García

Para la mayoría, que no ha leído la obra, Alicia en el País de las Maravillas es sólo un cuento infantil, sin embargo, si analizamos la obra encontraremos diálogos muy interesantes como el de “Una cena de locos”, con la Liebre de Marzo, el Sombrerero loco y el Lirón; o la discusión del verdugo y el rey con respecto a la orden de decapitar al gato de Cheshire.
La obra es muy interesante y divertida, Alicia se encuentra sumergida en una realidad en donde las cosas son como podrían ser y no como deberían ser (que no es lo mismo), de manera que ese mundo es como el nuestro, simplemente que se rige por esa lógica. Con base en lo anterior, no es de sorprender que Alicia tenga aventuras tan extraordinarias, considerando “extraordinario” en su más estricto sentido.
De los personajes que a mi parecer son más sobresalientes (ya sea por su lógica o personalidad) están: la oruga, la duquesa, el gato de Cheshire, el Sombrerero loco, la Liebre de Marzo, el Rey, la Reina de Corazones y la Falsa Tortuga.
Si conocen a Alicia sólo por la película de Disney, se darán cuenta que además de haber otros personajes, también hay algunos que no aparecen, esto se debe a que Disney unió dos obras para la película: Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del espejo.
Les recomiendo leer la obra de una editorial reconocida, pues la primera vez que la leí, la traducción no era muy buena y al final la obra me dejó mucho qué desear, además, con una buena versión podrán ver las ilustraciones originales que les ayudarán a sumergirse en ese mundo de maravillas.
Como nota curiosa les puedo comentar que esta gran obra a la que le dan el nombre de Alicia en el País de las Maravillas, se llama Alicia en el País de los elfos, y su verdadero nombre es Las aventuras subterráneas de Alicia. (Si lo anterior les parece confuso, podrán entenderlo claramente cuando lean la obra de Carroll y comprendan la lógica que usa).
La obra original publicada en 1864 no es como la conocemos en la actualidad, pues faltan varios personajes interesantes como el gato de Cheshire.

 Una merienda de locos