martes, 12 de abril de 2011

Yuri Gagarín fue el primer hombre que viajó al espacio



Vostok I fue el primer cohete espacial del Programa Vostok, la primera misión espacial tripulada del programa espacial soviético. El cosmonauta fue Yuri Gagarin, que se hizo con este vuelo el primer hombre en el espacio. La nave fue lanzada del Cosmódromo de Baikonur el 12 de abril de 1961 a las 06:07.
Esta misión, la primera del programa Vostok, fue precedida de dos vuelos no tripulados conocidos como Korabl-Sputnik-4 y Korabl-Sputnik-5, que usaron la nave Vostok para pruebas y tuvieron un patrón de vuelo compatible con una misión tripulada, aunque ambos vuelos sean consideradas misiones Sputnik.
El vuelo de Gagarin consistió en solo una órbita a la Tierra a una altitud de 315 km y a una velocidad de 27,400 kilómetros por hora. Su nombre clave fue cedro. La carga de la nave incluía equipamiento de soporte vital, radio y televisión para monitorizar las condiciones del cosmonauta. El vuelo duró 1 hora 48 minutos.
En esta misión, Gagarin profirió su famosa frase: "La Tierra es azul". Según los comentarios de los medios soviéticos, durante la órbita Gagarin comentó: «Aquí no veo a ningún Dios». Sin embargo, no hay ninguna grabación que demuestre que Gagarin pronunció esas palabras. En cambio se sabe que fue Nikita Jrushchov que en cierto contexto dijo: «Gagarin estuvo en el espacio, pero no vio a ningún Dios allí». Luego estas palabras empezaron a ser atribuidas al cosmonauta. Lo que sí se sabe con certeza es que el cosmonauta dijo desde el Vostok 1 al orbitar la Tierra: «Pobladores del mundo, salvaguardemos esta belleza, no la destruyamos».
El vuelo fue totalmente automático, ya que el panel de control estaba bloqueado, aunque Gagarin poseía un sobre cerrado con el código numérico para el caso de que hubiera necesidad de tomar el control manual de la nave.
El módulo de equipamientos de la nave no se separó de la cápsula al final de la misión, por algún problema técnico, y acabó provocando una situación crítica, al quemarse en la reentrada.
Después de la reentrada, Gagarin descendió usando un paracaídas propio, como estaba planeado, aunque la URSS haya negado esto durante años por miedo a que el vuelo no fuera reconocido por las entidades internacionales, ya que el piloto no acompañó a su nave hasta el suelo.




Grabación histórica



Esta y otras notas más podrá encontrar en ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla