sábado, 16 de abril de 2011

La hidroterapia



Las propiedades curativas del agua fueron reconocidas por muchas civilizaciones antiguas, pero fue el médico griego Hipócrates, padre de la ciencia médica en el siglo IV A. de C., quien hizo que la hidroterapia fuese considerada como un método terapéutico eficaz. Este famoso griego empezó a utilizar técnicas que se siguen empleando hoy en día, tales como los baños de mar, los de vapor, los que se realizan con agua fría, la aplicación de compresas de agua caliente, etc.
Básicamente, consiste en la utilización del agua para curar enfermedades, producir relajación, aliviar el dolor y mejorar la salud en general. La hidroterapia estimula el cuerpo con agua a diferentes temperaturas provocando una reacción autocurativa del organismo.