viernes, 21 de enero de 2011

Tráfico de huevos de tortuga

Hay cosas que en verdad no pueden tolerarse. Todo lo que existe en el mundo se mantiene gracias a un equilibrio, y aquellos que lo alteran están atentando contra todos los que habitamos el planeta.
Hace unos días me llegó un mensaje con estas fotos que me hicieron pensar en la imprudencia de algunas personas.

Las tortugas colocando sus huevos
 Aquí las aves de rapiña
 Tranquilamente hurtando
 Los que se prestan para estas acciones
 Llevando el botín
 Mientras algunas sociedades enseñan a los niños a conservar la fauna, estos enseñan a destruir
 Orgullosos con su carga
 La playa queda limpia después del saqueo.
 Con todo descaro pasa junto a la tortuga.

Al consumir este producto se aumenta la demanda y esto es el resultado.
Seamos conscientes.