sábado, 4 de diciembre de 2010

Para los murciélagos, cualquier superficie horizontal lisa es agua

Consecuentemente, eso significa que los murciélagos confían más en su
oído que en cualquier otro de sus sentidos.

Esa llamativa manera de considerar a tales superficies se debe a cómo
las superficies lisas reflejan los chillidos de ecolocalización emitidos
por los murciélagos: Esas superficies actúan con el sonido como los
espejos lo hacen con la luz.

En la naturaleza, no hay otras superficies lisas extensas, así que estas
características propias de un espejo resultan ser adecuadas para que los
murciélagos reconozcan la superficie del agua.

Un equipo de científicos del Instituto Max Planck para la Ornitología en
Seewiesen, investigó este fenómeno en 15 especies diferentes de tres
familias de murciélagos y descubrió que los individuos observados de
todas ellas trataban de beber de placas lisas. Los investigadores han
constatado además que este reconocimiento acústico del agua es innato.

Los murciélagos necesitan beber agua, y debido a ello les resulta útil
reconocerla de esa manera. Pero además muchas especies también usan
ríos, lagos o estanques para buscar comida, ya que los insectos
acuáticos son blandos y de fácil digestión. Además, la presa resulta
fácilmente detectable con ecolocalización, ya que la superficie del agua
actúa como un espejo, reflejando las llamadas casi por completo.
Cualquier perturbación de esta pauta monótona resulta una señal
delatadora muy fácil de discernir.

En sus experimentos, Stefan Greif y Bjorn Siemers, del mencionado
instituto, acondicionaron una amplia sala para que los murciélagos bajo
observación pudieran volar y se enfrentasen a falsas superficies de
agua, simuladas por los científicos.

Estos colocaron en la sala una placa lisa y otra que no lo era, de cada
una de tres clases de materiales: metal, madera y plástico. Bajo una
débil iluminación roja, los investigadores observaron si los murciélagos
caían en el engaño y trataban de beber de la placa lisa. El primero
cayó, y de un modo tal que dejó asombrados a los investigadores: El
murciélago trató de beber de la placa lisa hasta cien veces en diez
minutos. Tres especies distintas mostraron los mismos resultados con los
tres materiales. Sólo con las placas de madera algunos murciélagos
trataron de beber un poco menos. Para comprobar cuán extendido está este
comportamiento, los científicos sometieron al experimento a individuos
de 11 especies adicionales, obteniendo en líneas generales el mismo
resultado.

A los investigadores les sorprendió que los animales no asimilasen que
esos espejos acústicos artificiales no eran superficies de agua. Una y
otra vez, observaron a los murciélagos posarse sobre la placa lisa,
alzar el vuelo nuevamente y después de dar unas vueltas, volver a
intentar beber de la placa.

La asociación de una superficie lisa horizontal con el agua parece estar
profundamente enraizada en el cerebro de los murciélagos.

--
Cordialmente,

Abel Hernández García
Director de ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla

Visita:
http://culturaenpapantla.blogspot.com/
http://www.youtube.com/user/katsiyata?feature=mhsn