miércoles, 15 de diciembre de 2010

HANNIBAL


        El origen del mal

          Autor: Thomas Harris

Creo que para la mayoría es muy conocido el nombre de Hannibal Lecter, principalmente por las películas que de él se han hecho, sin embargo, por mucho que una producción de cine trate de capturar el contenido de una novela, no es posible hacerlo en su totalidad (y lo he comprobado en muchas ocasiones comparando la obra escrita con la película), de manera que si les han gustado las películas, el libro les parecerá excelente; en esta ocasión les recomiendo esta obra de Thomas Harris, la cual es la cuarta parte de la serie, aunque cronológicamente es la primera.
La personalidad del doctor Lecter es muy controvertida y excéntrica; con un coeficiente muy superior al normal, un gusto tan refinado y un gran caudal de conocimientos, muchos nos preguntamos ¿qué sucede en el interior de su mente?, en esta obra conocemos al niño Lecter, a los 12 años queda huérfano y es testigo de los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Su tío, el último pariente que tiene lo saca de un orfanato y se lo lleva a París, durante este tiempo comete su primer “labor social” asesinando a un carnicero que ofendió a su tía y mató a su tío.
A la muerte de su tío Lecter se queda a tutela de su tía Murasaki, y pese a las carencias, logra ser el estudiante más joven aceptado en la Facultad de Medicina de París, su habilidades deslumbran a sus profesores; no tiene recursos, salvo los que él obtiene de la venta de sus pinturas (lo que lo convierte también en el artista más joven de su época), por lo que opta por comprar sus libros, leerlos y devolverlos a la librería para que le regresen el dinero, decide hacer esto al darse cuenta que tiene la capacidad de recordar todo el contenido.
En esta obra podrán encontrar muchas otras cosas interesantes, como su habilidad de engañar al polígrafo (a los 13 años de edad), un artefacto nuevo en su época; su capacidad deductiva y en general, la personalidad que lo caracteriza, además de que podrán entender el porque de su excéntrica vida en su futuro.