lunes, 13 de diciembre de 2010

El origen de la pastorela

Esta bonita tradición, convertida hoy en magníficas y entretenidas puestas en escena, tuvo sus inicios durante el Virreinato. ¡Conoce aquí su historia y evolución completas!

Por: México Desconocido

La pastorela es teatro, derivado de los autos sacramentales y moralizantes, que son pequeñas composiciones a guisa de entremeses, glosando el misterio de la Eucaristía o simbolizando la fe, el pecado, etcétera. Los indígenas estaban acostumbrados a representar en forma plástica lo concerniente a los ritos de la deidad que honraban, además tenían un repertorio de verdaderas obras dramáticas.

La “Adoración de los Reyes Magos”, ideada por fray Andrés de Olmos puede considerarse como la primera pastorela compuesta en México. Esta pastorela fue escrita en idioma náhuatl para facilitar su comprensión y contiene pasajes hechos especialmente para la mentalidad de los indígenas, como el rey Herodes que dice a los mensajeros de los tres reyes: "Id a darles la bienvenida; dadles el parabien de su llegada. Haya música, haya baile. Dadles honores, ponedles guirnaldas de flores..." Por medio de la música, las danzas y la profusión de flores, el padre Olmos llegó directo al corazón de los indígenas, quienes consideraban estos elementos indispensables para todo festejo.

En 1530, fray Juan de Zumárraga, primer obispo de la Nueva España, expidió una ordenanza para celebrar una “Farsa de la Natividad Gozosa de Nuestro Salvador”. A partir de estos principios, se han escrito entremeses y coloquios, inicialmente por los franciscanos que fueron los primeros en llegar a tierras novohispanas, un poco más tarde le siguieron, otras órdenes religiosas. Posteriormente, con los autores laicos, las pastorelas se alejaron de su contenido religioso para adquirir un carácter más popular, que refleja costumbres y formas de vida de las clases sociales y se dieron también versiones locales.

El argumento básico de una pastorela consiste en que unos pastores intentan ir a Belem para adorar al Niño Dios recién nacido, pero un grupo de diablos pone toda clase de obstáculos en su camino para impedirlo. Al final vence el bien, Luzbel es derrotado por San Miguel o por un “ángel”, y los pastores entregan regalos para el Santo Niño, lo arrullan y le cantan villancicos.Todos los asistentes besan al Niño y con la tonada de la despedida se acaba la actuación.

Los personajes en las pastorelas son pastores, diablos, ángeles y arcángeles y un ermitaño. Frecuentemente hay otros protagonistas adicionales como indios, rancheros, un monje y otros; aunque la Virgen María, San José y el Niño Jesús suelen estar presentes como figuras del nacimiento, en algunas pastorelas son personas quienes los caracterizan, pero no forman parte en el diálogo, como pasaba en el “Auto de la Adoración de los Reyes Magos”.

Los pastores están, encabezados por una o dos Gilas, cuyo esposo suele ser Bato, pero en ocasiones es Bartolo. Tanto Bato como Bartolo son personajes cómicos; son bobos, golosos y flojos. Bartolo tiene otra función: debido a su ignorancia hace constantemente preguntas sobre lo que está pasando.

Las respuestas sirven para relatar las circunstancias del peregrinar de María y José, del nacimiento de Jesús, de la adoración de los Reyes y al contestarle, la Pastorela se vuelve un eficaz método de enseñanza de la historia sagrada. El ermitaño apoya los afanes de los pastores con oraciones. Los diablos están encabezados por Lucifer, su ayudante Asmodeo y un grupo de “demonios”.

Existen pastorelas donde los siete pecados capitales se encuentran representados como diablos. Entre el grupo de ángeles nunca falta San Miguel, encargado de entablar duras batallas con los demonios, a quienes finalmente vence. El arcángel San Gabriel anuncia el nacimiento del Redentor, sin embargo no siempre forma parte del elenco en una pastorela.

--  Cordialmente,  Abel Hernández García Director de ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla  Visita: http://culturaenpapantla.blogspot.com/ http://www.youtube.com/user/katsiyata?feature=mhsn