martes, 28 de diciembre de 2010

Cómo dar formato a un texto en Word 2010


Informática
Abel Hernández García
Muchas personas ocupan Word como procesador de texto, sin embargo, pocos son los que saben usar todas sus herramientas, las cuales nos ayudan a crear textos profesionales con un formato adecuado. Tal vez dirás: “Yo sé usar Word”; pero si has tenido problemas con tus documentos, como: al querer imprimir no se imprime como lo ves en pantalla (no sale completo o no es cómo lo necesitabas); cuando abres tu archivo en otra PC no está como lo habías hecho en la tuya; cuando de última hora decides cambiar el tamaño de hoja y todo el contenido queda desconfigurado, etc., entonces necesitas conocer más a fondo lo que te ofrece este programa.
Para comenzar será necesario activar la herramienta Marca de párrafo, ésta la encontramos en la cinta de opciones Inicio; como su nombre lo indica, nos servirá para visualizar las marcas de cada elemento de un párrafo y otras guías como son: salto de línea, párrafo, espacio, tabulación, salto de página, entre otras. Ninguna de estas marcas aparece al imprimir el documento.
Ahora es necesario distinguir la diferencia entre una nueva línea y un nuevo párrafo. El concepto de éste en Word es el mismo que conocemos (División de un escrito delimitado por una mayúscula inicial y un punto y aparte como final); por lo tanto podemos deducir que el párrafo está compuesto de una o más líneas de texto. Para crear una nueva línea de texto se presionan las teclas Mayúscula (Shift) + Enter. Para crear un nuevo párrafo sólo hay que presionar Enter. Veamos el ejemplo siguiente.

Como verás, puedes crear una nueva línea de texto sin necesidad de comenzar un nuevo párrafo. ¿Para qué sirve? Principalmente para mantener la coherencia de la redacción, pues al crear una nueva línea de texto, le estas indicando a Word que la idea escrita aún no termina; de lo contrario, si creas un nuevo párrafo, Word automáticamente pondrá la primera letra con mayúscula. Esto es muy útil cuando escribes poemas, listas anidadas, firmas, membretes, direcciones, exámenes, etc.
Propiedades del párrafo.
Cuando hayas terminado tu texto (puedes hacerlo también al comenzar) será necesario configurar ciertas propiedades de párrafo, para ello tienes que seleccionar el párrafo o párrafos que desees ajustar, dar clic derecho y seleccionar Párrafo… Se abrirá un cuadro de diálogo donde podrás especificar los siguientes valores:

Alineación: Aquí especificas el tipo de alineación para los párrafos seleccionados, pueden ser: izquierda, cuando no necesitas que tu texto abarque de izquierda a derecha; centrada, cuando deseas que tu texto quede al centro de los márgenes izquierdo y derecho; derecha, cuando tu texto deba ir sobre el margen derecho como cuando se coloca la fecha en un oficio; justificada, cuando necesitas que el texto se ajuste perfectamente a los márgenes izquierdo y derecho.
Nivel de esquema: Sirve para indicar la jerarquía del texto con relación a todo el documento. Este concepto lo veremos más adelante, por lo que puedes omitir esta opción.
Sangría. Izquierda: Especifica la sangría izquierda a partir del margen izquierdo. Derecho: Especifica la sangría derecha a partir del margen derecho. Especial: La opción Primera línea sirve para especificar una sangría sólo para la primera línea del párrafo; la opción Sangría francesa se usa para añadir una sangría al párrafo sin considerar la primera línea.
Espaciado. Anterior: Espacio entre el párrafo seleccionado y el anterior. Posterior: Espacio entre el párrafo seleccionado y el posterior. Interlineado: Espacio entre las líneas de un párrafo.
En el siguiente número veremos cómo usar las tabulaciones, la aplicación de estilos entre otras cosas.

Publicado en ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla No. 40