viernes, 17 de diciembre de 2010

20,000 Leguas de viaje submarino


Autor: Julio Verne
Por: Abel Hernández García
Esta obra, como todas las de Julio Verne, está basada sobre hechos sorprendentes, quiméricos para su tiempo, pues detalla la forma, construcción y operación de un submarino, el cual se inventó un siglo después de publicada su novela.
En esta obra se narran las aventuras del profesor Aronnax, quien es solicitado por el comandante de una expedición especial para investigar un misterioso animal que ha sembrado el pánico en el mundo, pues supera en magnitud y velocidad a todo animal acuático que se conoce hasta ese momento; al primer encuentro con el misterioso animal, el profesor Aronnax, Consejo, su fiel asistente y Ned Land, un arponero experto, caen al mar y son secuestrados por un grupo de gente comandados por un enigmático capitán que, por alguna razón, está resentido contra la sociedad; este capitán que se hace llamar Nemo, es el creador de una extraordinaria embarcación llamada Nautilius (lo que actualmente es un submarino, pero en esa época aún no se inventaban), la cual le ayuda a mantener su aislamiento con la humanidad, pues gracias a la capacidad de poderse sumergir, es capaz de obtener del mar todo lo que necesita para vivir como: alimento, ropas, combustible, calor, luz y diversión (en el libro explica claramente cómo obtiene cada cosa, lo cual hace pensar que se podría vivir eternamente en el mar).
Abordo del Nautilius y en calidad de huéspedes, el profesor Aronnax y sus amigos tienen la oportunidad de conocer las fantásticas maravillas del mundo marino como: las corrientes marinas, un túnel bajo el canal de Suez, conocen varias especies acuáticas, recolectan tesoros de embarcaciones hundidas, descubren una perla gigantesca y también visitan la ciudad hundida de la Atlántida.
Pese a lo maravilloso del viaje, los huéspedes no están contentos por su aislamiento, por lo que constantemente piensan en la forma de huir; al llegar al canal de la Mancha tienen su oportunidad y los tres amigos logran llegar a una isla, y no vuelven a saber nada del capitán ni de su embarcación.

Publicado en ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla No. 36