jueves, 4 de noviembre de 2010

Las mejores cervezas de Alemania

Las mejores cervezas de Alemania y sus maridajes


La cerveza ha acompañado al hombre desde las primeras civilizaciones de Mesopotamia y Babilonia, zona donde actualmente se encuentran países como Irán, Turquía o Bagdad. Aunque sería muchos kilómetros al norte, en Alemania, retoma su esplendor y lo lleva al máximo hasta hoy.

Conocida es la denominada "Ley de la pureza alemana" dispuesta a principios del siglo en ese país, según la cual las cervezas sólo se podían elaborar a partir de tres ingredientes: agua, malta de cebada y lúpulo, puesto que aún no se empleaba la levadura.

Sin embargo, hoy, la cerveza alemana garantiza su total calidad, incluso tiene la fama de ser uno de los más importantes consumidores de esta bebida. Muestra de ello es el "OktoberFest" celebrado en todo el mundo.

Dicha situación le ha permitido además, generar una importante tradición de maridaje a través de los años, donde la cerveza es un acompañamiento natural de algunos platos. Te invitamos a conocer estos ejemplos para que te deleites cuando pruebes cervezas de esta región.

 

FRANZISKANER HEFEWEISSBIER
Son conocidas como "las señoritas de las cervezas de trigo" alemanas. Doncellas de buena familia, correctas, bien educadas, que pueden entregar bastante pero que siempre conservan sus modales. No sorprenden a nadie en demasía, pero jamás te desilusionarán.

Los mismos chefs alemanes recomiendan acompañar esta bebida con pastas italianas, especialmente con lasaña. Una combinación ideal para una comida familiar durante el fin de semana.

 

PAULANER DINKEL HEFEWEIZEN

Aroma clásico de una "weizen": algo de plátano y levadura, suave y agradable. Su sabor es refrescante, sumado a un toque ácido y un equilibro entre el dulce y amargo que conjuga de manera perfecta con el gas. Las pequeñas burbujas que contiene le dan una textura casi aterciopelada.

Esta cerveza resulta muy recomendable con platos que le acompañen en su sabor frutal. Es decir, comidas exóticas basadas en frutas o platos más bien dulces. Este puede ser el caso de la comida árabe o definitivamente postres.

 

SCHNEIDER WEISSE

Una muy conocida cerveza alemana de trigo con todo lo esperable de una "weissbier", con un suave toque ácido, semi completa. Poco amargor pero equilibrada, buena representante de las cervezas del estilo.

Este tipo de fermentado va perfecto con platos basados en carne suave, como pato, pavo o conejo, acompañados de salsas muy similares a la tradicional mayonesa. El sabor dulzón de un pato va muy bien con el toque amable y redondo de esta cerveza.

 

SCHOFFERHOFER HEFEWEIZEN

Toques levadurosos y cítricos, un ácido marcado, refrescante y suave amargor, estas son sus principales características. Desde el punto de vista del maridaje, este tipo de cervezas "algo amargas" refrescan las sensaciones que aportan los platos marinos y agridulces. En este caso, un plato que lleve pescado y su respectivo componente vegetal quedaría muy bien.

 

KONIG LUDWIG WEIZEN DUNKEL

Aroma suave y refrescante a levadura, trigo y cuero. El sabor también es suave, tal como si probaras un "jugo de trigo", increíblemente refrescante a su vez. Es amarga en la medida perfecta. Según los expertos, su final es algo aguado, pero muy recomendable.

Una cerveza suave como esta va perfecta con un plato como bacalao marinado con guindilla verde y anchoas en salsa.

 

LICHER HEFE HELL

Posee un exquisito aroma a plátano, miel, especias, levemente cítrico. Quienes se han deleitado con su sabor explican que tiene un dejo floral y a clavo de olor, en verdad un hallazgo.

Para estos casos resulta recomendable un plato como carpaccio de buey con láminas de parmesano, puesto que su sabor realzará la carne, tanto como los aderezos.
--  Coordialmente,  Abel Hernández García  Visita: http://culturaenpapantla.blogspot.com/