jueves, 7 de octubre de 2010

El estrés promueve la obesidad

El estrés puede promover la obesidad

(NC&T) En un nuevo estudio, se examinó qué efectos tiene el estrés en los patrones de alimentación y en la ingesta de alimentos de unos animales expuestos al equivalente del estrés social cotidiano de los seres humanos.

Para el experimento, unas ratas fueron dispuestas en colonias, compuestas por cuatro machos y dos hembras, y también se preparó un grupo de control. En unos pocos días, todas las colonias formaron una jerarquía que estableció el dominio de un macho y la subordinación de los otros tres.

Los resultados de las observaciones sugieren que el estrés no sólo tiene un impacto a corto plazo, también puede provocar cambios metabólicos a largo plazo que contribuyen a la obesidad. Los machos de rata que sufrieron más estrés (los subordinados) acabaron acumulando más grasa en la región visceral (la barriga) después de finalizada esa etapa estresante. Durante un periodo de tres semanas después de esa etapa de estrés, los machos que lo sufrieron más (los subordinados) siguieron comiendo en exceso y acumularon más grasa, lo que parece demostrar la aparición de cambios metabólicos perjudiciales y duraderos. Esta situación no se produjo con los machos que experimentaron un menor nivel de estrés (los dominantes) ni con los del grupo de control.

El estudio fue realizado por Susan J. Melhorn, Eric G. Krause, Karen A. Scott, Marie Mooney, Jeffrey D. Johnson, Stephen C. Woods y Randall R. Sakai en la Escuela de Medicina de la Universidad de Cincinnati, en Cincinnati, Ohio, Estados Unidos.
--  Coordialmente,  Abel Hernández García  Visita: http://papantladeolarte.spaces.live.com/