viernes, 9 de agosto de 2019

El rostro del rey Pakal 67 años después de su descubrimiento

La exposición Un Viaje por el Mundo Maya” (wwwe.xposicionesdidacticas.com) destaca figura del rey Pakal, gobernante de la ciudad maya de Palenque en México, a través del busto modelado por el joven escultor Franco Melián. Foto Diana Hirsch – Fundación Sophia. Foto Diana Hirsch - Fundación Sophia.


En junio se cumplieron 67 años del descubrimiento de la tumba de K’inich Janahb’ Pakal, por el arqueólogo mexicano Alberto Ruz Lhuiller en junio de 1952. Pakal fue uno de los gobernantes más famosos de la ciudad estado maya de Palenque, en el actual estado de Chiapas en México.
Hoy su rostro es uno de los íconos más conocidos de la civilización maya y una de las piezas estrellas de una exposición itinerante en España “Un Viaje por el Mundo Maya”, elaborada por los voluntarios culturales en el taller de bellas artes deFundación Sophia en Palma de Mallorca.

Se trata de la reproducción de uno de los bustos originales encontrados 13  en el ajuar funerario de su tumba en las entrañas delTemplo de las Inscripciones en Palenque.

La obra fue moldeada por el joven escultor Franco Melián en el taller de bellas artes de la Fundación Sophia, a partir de imágenes en alta resolución de la reproducción del busto realizado por los conservadores del Museo Nacional de Antropologíade la Ciudad de México, ya que los originales están muy deteriorados.

La obra fue moldeada por el joven escultor Franco Meliánvoluntario cultural de Fundación Sophia, a partir de imágenes en alta resolución de la reproducción del busto realizado por los conservadores del Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México, ya que los originales están muy deteriorados. Foto Fernando Celli  - Fundación Sophia

El Rey Pakal (603-683 d.C.) fue uno de los gobernantes más longevos de la ciudad estado de Palenque, que en sus 68 años de reinado construyó muchos de los templos y pirámides cuyas ruinas destacan el esplendor alcanzado durante el período clásico maya y manifiestan la importancia de esta urbe mesoamericana.

Además del busto, la exposición “Un Viaje por el Mundo Maya” incluye una ambientación del sarcófago del rey Pakal y  se adentra en la historia, arte, ciencia y religión maya,  ilustrada con reproducciones de lo más destacado del arte maya, incluidas varias maquetas a escala de las ciudades mayas más conocidas.

“Situarse en el contexto histórico y recrear las circunstancias ayuda a comprender los distintos procesos de desarrollo del pensamiento humano”, explica Antonio Marí, director ejecutivo de la Fundación Sophia. “Además, si pintas en una reproducción de los murales de Bonampak, moldeas un busto del rey Pakal, un disco del juego de pelota de Chichen Itzá o reproduces piezas arqueológicas, te imbuyes mucho más de la cosmovisión de una cultura”, añade.

La  exposición “Un Viaje por el Mundo Maya” (www.exposicionesdidacticas.com) está haciendo un recorrido por museos y centros culturales que complementan su oferta expositiva con muestras itinerantes con alto valor pedagógico.

Sophia es una Fundación privada de carácter docente, cuyos principios fundacionales son difundir el pensamiento y el arte de las culturas tradicionales, mecenar a jóvenes artistas e investigadores y promover el voluntariado, especialmente en el ámbito de la cultura.

jueves, 1 de agosto de 2019

El renacimiento cultural de las favelas, en muestra fotográfica de Daniel Taveira.


·


        El fotógrafo brasileño presenta 52 imágenes en su exposición Efecto Shiva en el Museo Regional de Tlaxcala a partir del jueves 25 de julio
·         En Río “estuve en una situación complicada y delicada, pero al final salió bien. Para mí el miedo no es un problema, sino algo bueno”, dice el artista

“Mi lente enseña la fortaleza, la capacidad de adaptación y el espíritu de las favelas. Las fotografías fueron tomadas en una de ellas, entre los miembros de la ONG AfroReggae, cuya acción provoca el efecto Shiva. En el hinduismo Shiva es un dios destructor y, a la vez, benefactor: permite que pase el mal para generar el bien”.

Quien explica lo anterior es Daniel Taveira (Tocantins, Brasil), quien desde el próximo jueves 25 de julio y hasta el 8 de septiembre presentará en el Museo Regional de Tlaxcala su exposición titulada justamente Efecto Shiva, que es integrada por 52 fotografías realizadas en una favela de Río de Janeiro, divididas en tres secciones: “El alma de los individuos”, “La comunidad que vibra” y “En el corazón de la favela”.


El fotógrafo brasileño pretende transmitir el mensaje de la realidad de las favelas, un mundo de dramáticas circunstancias, pero también expresar la acción de AfroReggae, “un grupo cultural que optó por negarse a la violencia, a la venganza y a la destrucción para adoptar el arte y la cultura afrobrasileña como una cura, un renacimiento, un proceso regenerativo que es, a la vez, el concepto de Shiva y un acto de fe”.

De esa forma, en un ambiente de pobreza y delincuencia, “la gente de la comunidad ha logrado, mediante la creatividad del arte, alejarse de la violencia social. Para lograrlo ha tenido que dejar morir su pasado y renacer libre de ataduras. Hay grupos marginados que han sido discriminados por su color y la realidad social que tienen que enfrentar, pero que han optado por la música, la danza, el baile y la cultura para regenerarse. Por eso conectan con el efecto Shiva, que es el concepto de las fotografías que tomé en esa favela de Río”, explica Taveira.


El artista también resalta un aspecto luminoso de las favelas: afirma que de allí “han salido los mejores jugadores de fútbol, grandes cantantes, actores y películas. Para mí son los más destacados talentos del mundo. Entonces el mal es un problema, pero también tiene puntos muy positivos que valoro”.



El trabajo en ese lugar no fue sencillo, ya que por las condiciones de inseguridad hubo un poco de peligro. Al respecto comenta el fotógrafo: “Fue como un choque porque estoy acostumbrado a vivir en una realidad confortable, y fui con gente que vive una realidad completamente distinta, por lo que se siente un poco de miedo. Pero para mí el riesgo es un placer. Estuve en India y me metí en los peores hoyos para sacar fotografías; tuve problemas y sentí mucho temor, pero me gustó. En el sur de Etiopía también me metí en dificultades gigantes para sacar fotografías. En Río no fue distinto: estuve en una situación un poco complicada y delicada, pero al final salió bien. Para mí el miedo no es un problema, sino algo bueno. Es como si fuera un masoquismo psicológico”.


Taveira, quien obtuvo en 2017 el Press Choice Award en el ArtBrazil realizado en Miami, llegó a nuestro país en 2010, y aquí fue donde prácticamente se convirtió en fotógrafo. Sobre ello expresa: “México me dio la sensibilidad fotográfica, me enseñó a ver a las personas como son. Yo tengo una formación administrativa, y tenía una mirada menos humana. Aquí, por la cultura, la gente, la comida y la amabilidad, empecé a ver la realidad con más sensibilidad. Mi ojo empezó a trabajar desde ese momento. Todo comenzó en México, que fue el responsable de mi ojo y sensibilidad fotográfica, de mi lado artístico, de ver a las personas como son”.



Para Taveira, quien fue alumno de la destacada reportera gráfica Nadine Markova, la fotografía logró poner dentro de él “sentimientos, realidad y actualidad para ver a las personas como son, y no como me dijeron que eran o deberían ser. Por eso digo que es un espejo de lo que tengo dentro”.

La muestra fotográfica Efecto Shiva. Imágenes de las favelas de Daniel Taveira se presentó antes en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde fue apreciada por 263 mil personas. Ahora la exposición será inaugurada el jueves 25 de julio a las 17:00 en el Museo Regional de Tlaxcala, Ex Convento de San Francisco s/n, colonia Tlaxcala Centro, ciudad de Tlaxcala, donde podrá ser visitada de martes a domingo de las 10:00 a las 18:00 hasta el 8 de septiembre.

lunes, 15 de mayo de 2017

Carta al lector - Mayo de 2012

Por Abel Hernández García


El mexicano es muy propenso a buscar culpables para no aceptar la responsabilidad de sus errores; debido a esto, el maestro ha sido muchas veces atacado sin justificación. El aula escolar es un lugar donde se recibe instrucción, y esta debe ser complementada en el hogar; a diferencia de la educación, la cual debe ser recibida en el hogar y complementada en la escuela. Escuela-hogar, grandes pilares de formación, condición sine qua non para crear un buen ciudadano.
Pero no solo se ha desvirtuado la imagen del profesor, sino también de la escuela, pues ahora, algunas personas creen que la escuela es para que los niños se entretengan y que los padres tengan tiempo de hacer sus actividades.
Como lo comenté hace algunos meses, la escuela es el lugar en donde se debe recibir la instrucción necesaria según la edad y el nivel del estudiante, siempre bajo la guía de un profesor, cuya función es muy clara: facilitar el aprendizaje del alumno.
Debemos considerar al profesor como un guía que nos muestra de manera sistemática, las bases de las diversas áreas del conocimiento que necesitaremos para estudios superiores; es decir, el alumno adquiere del profesor, el apoyo necesario para comprender los conceptos elementales de distintas asignaturas. Creo firmemente, que es responsabilidad única del alumno ampliar esos conocimientos básicos, y según la edad, contar con el apoyo de los padres para lograrlo.
José Joaquín Fernández de Lizardi expresa que: “…el enseñar y dirigir la juventud es un cargo de muy alta dignidad, y por eso los reyes y los gobiernos han colmado de honores y privilegios a los sabios profesores…”. Es necesario restituir la imagen del profesor y darle el valor que merece, pues su misión es muy importante para nuestra sociedad.
¡Feliz día del Maestro!

Nos vemos el siguiente mes.

jueves, 4 de mayo de 2017

Subteniente Eliseo Martínez Sequera

Eliseo Martínez SequeraSubteniente de caballería


Biografía
Por: Profa. Dora Martínez Danini

Eliseo Martínez Sequera, nació en Papantla, Ver., el 4 de mayo de 1886. Realizó estudios hasta el sexto año de educación primaria y continuó con estudios de música y platería, como sus primos: Eleno, José y Lino Lemus. Fue un buen trompetista y a ese instrumento se entregó con verdadero interés.
            El día 19 de noviembre de 1910, una persona anónima entrega un desplegado: “El Plan de San Luis”, a mi padre, quien iba acompañado por su entrañable amigo Juan Lafarja, joven que como él, vivía intranquilo por el encarcelamiento de Francisco I. Madero.
Eliseo tiene 24 años de edad y Juan Lafarja tiene 20, es menor de edad. Los dos jóvenes, el 20 de noviembre de 1910, organizan una entrada y una salida; llegan al parque de Papantla, suben al kiosco de esta ciudad y en él, Juan llama a la gente y ante las personas que se reúnen Eliseo lee: “El Plan de San Luis”, en el que Madero expresa su idea de: “Sufragio Efectivo, No Reelección”.
Se incita al pueblo de México a tomar las armas y desconocer a Porfirio Díaz como Presidente de la nación.
De Palacio Municipal, ordenan un piquete de policías y soldados, para que los aprehendan, pero ellos, terminando de leer, arengan al pueblo y bajan de kiosco huyendo, cuando otro amigo les tiende las riendas de dos caballos que montan y bajan a galope por la calle Enríquez hasta llegar a "Los Mangos", ahí toman camino a Gutiérrez Zamora, donde ya hay amigos que los esperan y les dan ropa de mujer para disfrazarse; los pasan a la playa sur de Tecolutla y bordeando el mar, en tres días logran llegar a Veracruz y se ponen a las órdenes del General Cándido Aguilar. 
¡Así se inicia la Revolución Mexicana! 
Fue ésta, antes que cualquier otra revolución del continente.
Eliseo y Juan se separaron, pero Eliseo se licenció en el ejército, hasta el triunfo de Madero.
Ya en Papantla, se casa con la señorita Lucía Clemente Danini, y procrean sus tres primeros hijos: Efraín, Urso y Lilia. Cuando asesinan a Madero, él se incorpora al ejército no reeleccionista de don Venustiano Carranza; dejando a su familia bajo la custodia de su cuñado Blas Martínez Danini. Ya establecido en el Valle de Oaxaca, manda llamar a su esposa e hijos, y Blas Martínez es el encargado de llevarlos a dicho lugar. Y desde ese momento recorre en tren o a caballo varios estados con mi madre y sus tres hijos; los trae con él en las montañas, en las trincheras. Sí, somos hijos de un soldado de la revolución y la señorita aristócrata de Papantla fue soldadera y no lo negamos, fue su momento y lo vivieron.
Con los meses y años, triunfa Carranza.
Mi madre vuelve a casa y él sigue activo en el ejército ocupando diferentes plazas de la región; hasta que en el año de 1923 pide su baja y pasa a la primera reserva, negándose a recibir la pensión correspondiente, según los documentos que conservo de las oficinas de Hacienda Federal.
Para terminar debo decirles que como anti-reeleccionista, en la plaza de Papantla, la cual quisieron recuperar los porfiristas, a él le tocó organizar las trincheras del Cerro Pelón; desde ahí, él y su contingente hicieron que los soldados que habían desembarcado en Tecolutla y llegado hasta las entradas de Papantla, subieran al Cerro del Jazmín. Los ciudadanos vivieron encerrados por las balaceras y metrallas que se incrustaba en las paredes y techos de las casas.
Estos hechos, se vivieron, en todos los barrios de la ciudad, y durante estas acciones más de un civil perdió la vida.
            Ciudadanos, cuidemos nuestra nación, desde las rancherías hasta las ciudades; pensemos que una revuelta trae luto, huérfanos, viudas y la pérdida de sangre joven, pues somos los viejos y ancianos los únicos incapacitados para defender a la patria.

Eliseo Martínez Sequera cumplió con su deber.

domingo, 30 de octubre de 2016

¿Cuál es el origen de la palabra… I

Compilación

Gandaya?

En ciertos medios se usa mucho la palabra gandaya en el sentido de “persona sinvergüenza, tramposa, aprovechada” e incluso “delincuente”, y hasta se ha formado el verbo agandayar, con el significado de “aprovecharse abusivamente de algo”, “usurpar” o, simplemente, “robar”. Curiosamente, aunque parezca muy de hoy, gandaya es un viejo término: se usa en español desde el siglo XVII, en el sentido de “vida holgazana” o, aplicado a persona, de “pícaro” o “tunante”; procede del catalán gandalla, vocablo usado en esa lengua desde el siglo XVI, con el significado original de “redecilla para el cabello”, y después, de “bandolero”, “gente del hampa” porque los maleantes y vagabundos de los siglos XVI y XVII llevaban el cabello recogido con estas redecillas, precisamente como ahora lo hacen los miembros de algunos grupos marginados.

Chocolate?

La palabra chocolate nombra una bebida y también una golosina. Su origen es evidentemente americano y seguramente mexicano, pero su etimología no está del todo clara. Dejando a un lado los galimatías[1] de algunos lexicógrafos despistados, hay dos opiniones serias al respecto: una que supone un origen maya, y otra, según la cual procede del náhuatl chocóatl, compuesto de chócoc: agrio, ácido, amargo, y átl: agua o bebida (literalmente “agua o bebida agria, ácida o amarga”), que dio chocolate y también cocoa. Además, hay la versión según la cual la palabra proviene del náhuatl chocócatl o chocoxtícatl, compuesto de chocóxtic: café amarillento, y átl: agua.

Flamenco?

La palabra flamenco tiene en español tres significados distintos, y cada uno de ellos difiere de los demás precisamente porque tiene un origen completamente diferente. Así, flamenco puede significar “natural de Flandes”, si procede del neerlandés flaming; o “cierta ave palmípeda (Phoenicopterus roseus), de coloración intensamente roja en la cabeza, espalda y cola, parte superior de las alas, pies y parte superior del pico”, si procede del provenzal flamenc: rojo como una llama (literalmente, “llameante”), del latín flamma: llama; o, por último, “lo relativo a lo andaluz que tiende a hacerse agitanado (como el cante o el baile)”, cuando procede del árabe egipcio fellah mencu, literalmente “campesino huido”, que se refiere a los moriscos que se refugiaron en las montañas de Andalucía.

Cuento?

La palabra cuento es, para muchos filólogos, lingüistas, críticos y tratadistas, simplemente, “la relación o enumeración de sucesos”, porque, según ellos, la palabra procede del verbo contar y este del latín computare: calcular, sumar, acumular, enumerar. Pero, en realidad, la palabra cuento procede del latín commentum, que significa: invención ingeniosa, ficción, imaginación, y también, falsedad, mentira; como cuando se dice: “no me vengas con cuentos” o “esos son cuentos”. Commentum es un sustantivo neutro que procede del adjetivo commentus: inventado, fingido, imaginado; participio pasivo o de pasado del verbo comminisci: inventar, fingir, imaginar. El cuento es, pues, una ficción, una invención de la mente de su autor, una anécdota imaginada. La simple relación o enumeración de sucesos será un “relato”, una “crónica”, un “testimonio” o hasta un “acta”, pero no un verdadero cuento.


Iberia?

Al hablar de Iberia se entiende comúnmente “el territorio de la península más occidental del Mediterráneo”, precisamente la Península Ibérica, donde actualmente se asientan España y Portugal. Pero Iberia es también —y parece ser que mucho antes— el nombre de un país situado en la región caucásica, al cual corresponde la moderna Georgia y de donde, según algunos, proceden los vascos, que por eso, se han confundido en ocasiones con los iberos, los cuales, para ciertos tratadistas, proceden más bien de los bereberes (habitantes de Berbería), que forman parte de la raza más antigua y numerosa de las que habitan en el norte de África.

Reborujar?

El verbo reborujar (revolver, confundir), en todas sus formas y derivaciones, es muy usual, popular y hasta vulgar en ciertas regiones de habla española (en algunas de ellas se vuelve “rebrujar”); en otras, en cambio, es completamente desconocido. Es curioso notar que, aunque parezca extraño, reborujar tiene la misma raíz que el vocablo culto involucrar, pues uno y otro proceden del latín volveré: volver, rodar, dar vueltas, voltear, y así in-volucrar es en-volver y reborujar es re-volver.

Adolescente?

Hay quien piensa que adolescente es aquel que está enfermo, que padece de algo, que pasa por un momento difícil, o, pero aún, a quien le falta algo. Y en realidad, adolescente significa, simplemente, “el que está creciendo” (literalmente, “creciente”). En efecto, la palabra adolescente procede del latín adolescens, que es el participio activo o de presente del verbo adolescere, que significa “crecer”, “ir en aumento”. Y precisamente, el participio pasivo o de pasado de este mismo verbo es adultus, de donde procede nuestro adulto, que significa “crecido”, “el que ya terminó de crecer”. Por otra parte, pero sin relación con lo anterior, existe en español el verbo adolecer, procedente del latín adolescere, intensificativo de doleré (doler), que significa “apesadumbrarse”, “afligirse”, y este sí tiene sentido de “caer enfermo” o “padecer”.

Codo?

El codo es la parte posterior y prominente de la articulación del brazo con el antebrazo,y el término procede del latín cubitus. Pero en algunos lugares, codo, aparte del significado mencionado, tiene también en de “avaro”, “mezquino”, “ambicioso”; ¿a qué se deberá esto? Pues, sencillamente, a que en este caso la palabra se deriva de cupidus: codicioso, ávido, ansioso, que ambiciona con ardor.

Latente?

La palabra latente procede del latín latens, que significa “oculto”, “escondido”, “misterioso”; del verbo latere: estar oculto; como cuando se dice “peligro latente”, “enfermedad latente”. Latiente, en cambio, quiere decir “que late”; del verbo latir, que significa “dar latidos”, y también “ladrar”, que procede del latín glattire: ladrar como los perros pequeños; así, se dice “su corazón aún estaba latiente”, o “una jauría de perros latientes”.




[1] Lenguaje oscuro por la impropiedad de la frase o por la confusión de las ideas.