jueves, 24 de octubre de 2019

Arañas de Chocolate



En estos días dedicados a los difuntos, es buena hora para preparar un postre terroríficamente delicioso

Ingredientes

• 1½ tazas de harina
• 1½ cucharaditas de polvo para hornear
• ½ cucharadita de sal
• ½ taza de Mantequilla Lyncott®️
• 3/4 de taza de azúcar
• 2 piezas de huevo
• 1½ cucharadas de esencia de vainilla
• 2/3 de taza de crema ácida Lyncott®️
• 2 tazas de betún de chocolate
• Granillo de chocolate al gusto

Preparación

1. Precalentar el horno a 180 grados centígrados.

2. Coloca 12 papelitos para cupcakes en un molde.

3. En un recipiente hondo mezcla la harina, el polvo para hornear y la sal.

4. En otro recipiente hondo, con una batidora eléctrica bate la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla esté esponjosa, aproximadamente 5 minutos. Agrega los huevos y la vainilla y continúa batiendo.

5. Agrega la mezcla de harina de media taza en 1/2 taza y bate lentamente para incorporarla. Agrega la crema agria y continúa batiendo.

6. Vierte la mezcla en los papelitos para cupcakes.

7. Hornea por 25 minutos o hasta que, al insertar un palillo, éste salga limpio. Retira del horno y permite que se enfríen unos minutos antes de retirar del molde. Permite que se enfríen totalmente antes de colocar el betún.

8. Con una espátula pastelera o un cuchillo cubre todos los cupcakes con el betún de chocolate.

9. Espolvorea el granillo de chocolate por todo el pastelillo hasta cubrirlo. Inserta los popotes o dulces suaves que hayas conseguido para formar las patitas. Los ojos puedes hacerlos con betún rojo o con dulces pequeñitos de ese color.

TIP
El granillo de chocolate lo encuentras en tiendas de repostería.

miércoles, 23 de octubre de 2019

Receta para preparar Pan de Muerto


En estas fechas celebremos la gran tradición mexicana del Día de Muertos con la preparación de una deliciosa pieza de pan para aguardar la visita de nuestros difuntos.


Ingredientes (12-14 porciones individuales)

4 cucharadas de levadura
4 cucharadas de agua tibia
½ taza de harina de trigo (cernida)
4½ tazas de harina de trigo (cernida)
1 taza de azúcar
1 cucharadita de sal
3 huevos
5 yemas
Ralladura de una naranja
2 barras (180 g) de mantequilla Lyncott®️ a temperatura ambiente
4 cucharadas de agua de azahar (té de azahar)
3 cucharadas de agua de anís (té de anís)
2 yemas (ligeramente batidas) para barnizar con azúcar para espolvorear


Preparación

1. Disolver en un recipiente la levadura con el agua tibia y media taza de harina. Formar una bola de masa suave y dejar reposar como mínimo 20 minutos, en un lugar caliente, hasta que esponje al doble de su tamaño. Reservar.

2. En una superficie plana colocar en forma de fuente (montaña) la harina restante junto con el azúcar y la sal. Formar un hueco en el centro.

3. En el centro de la fuente de harina agregar, poco a poco, huevos, yemas, ralladura de naranja, mantequilla, agua de azahar y agua de anís. Amasar con las manos hasta integrar todos los ingredientes.

4. A esta masa hay que agregarle la masa anterior y hay que amasarlas perfectamente hasta incorporarlas en una sola. Dejarla reposar en un lugar seco y templado tapado con un paño húmedo (por ejemplo, encima de la estufa apagada) hasta que duplique su volumen. Entre más se deje reposar es mejor.

5. Dividir la masa y formar los panes, adornándolos con partes de la misma masa, pero simulando huesos o lágrimas. Hay que pegarlas al pan con un poco de yema de huevo ligeramente batida. Barnizar y espolvorear con un poco de azúcar.

6. Colocar los panes en charolas previamente enmantequilladas y hornear a 180ºC de 25 a 35 minutos o hasta que se doren ligeramente.

7. Retirar del horno y dejar enfriar. Espolvorear nuevamente con azúcar. Servir.

jueves, 17 de octubre de 2019

Más de 250 alebrijes, en los sueños de la Ciudad de México



  • El próximo sábado se realizará la decimotercera edición del Desfile de Alebrijes Monumentales, que irá del Zócalo al Ángel de la Independencia
  • Participarán artesanos de 10 entidades de la República, varios de ellos con el mecenazgo de diversas empresas

En el marco de la celebración del Día de Muertos, el próximo sábado 19 de octubre se desarrollará en Ciudad de México, por decimotercera ocasión, el Desfile y Concurso de Alebrijes Monumentales, que abrirá las actividades conmemorativas, que continuarán con la Megaofrenda, la Procesión de Catrinas, dos desfiles dedicados a los difuntos y el Festival de Flores del Centro Histórico.

Se espera que durante las tres semanas que durarán estas actividades haya una derrama económica, derivada principalmente del turismo, que puede llegar hasta los 12 mil millones de pesos.

En la Desfile de Alebrijes Monumentales, organizado por el Museo de Arte Popular (MAP), participarán unas 250 obras creadas por artesanos de 10 entidades de la República: Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo y Morelos. También de Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Tabasco y Tlaxcala.

Walther Boelsterly, director del MAP, comentó que se calcula que cada año las obras de los artesanos mexicanos son vistas por unos 20 millones de personas, lo que significa una gran oportunidad de apreciar sus piezas.


“Este es el primer desfile civil que se organiza; no tiene ninguna intención comercial ni religiosa ni política. No están permitidos los alebrijes que tengan ese tipo de intenciones, por lo tanto se convierte en una fiesta civil”, comentó el funcionario.
Asimismo, comentó que “se han acercado varias instancias comerciales de algunas firmas importantes para comprar el desfile y les hemos dicho que no, y no porque no necesitemos el dinero, sino porque el desfile es de los alebrijeros. Ellos son los que se entusiasman y hacen cada año diferentes figuras monumentales”.

Pero también en este desfile la iniciativa privada ha respaldado el arte popular y tradicional, así como a sus trabajadores, mediante el patrocinio de varias de las piezas participantes. Esta forma de mecenazgo permite a los artesanos allegarse recursos para desarrollar sus obras y pagar a sus colaboradores, porque la fabricación de alebrijes es un trabajo en equipo, en especial en el caso de los monumentales. Así, el desfile es una muy buena colaboración entre artesanos, autoridades y empresas.

Uno de los alebrijes que está en el caso anterior es el fabricado por Jorge Núñez, del colectivo Gruñez, quien ha sido apoyado por Lyncott. En su elaboración han participado ocho adultos e incluso cuatro niños, entre los que están la esposa, la nuera, hermanos, hijos y nietos de Núñez. Estos reciben las enseñanzas de los maestros alebrijeros para mantener esta tradición artística.


Para fabricar la pieza ha utilizado muy diversos materiales: una estructura de carrizo sujetada con cinchos, travesaños de madera, tela de gallinero, harina de trigo para el engrudo, así como pintura y barniz, entre otros elementos. El artesano agradece a Lyncott “el buen apoyo para la compra de materiales”.


Por su parte, Eduardo Madrazo, vocero de la compañía de lácteos, recordó que desde sus inicios, hace casi 80 años, Lyncott ha sido una empresa ciento por ciento mexicana, “creativa, imaginativa y novedosa, que comparte el mismo sentimiento y espíritu de los artesanos mexicanos, por lo que está y estará apoyando la cultura, la artesanía y el folclore mexicanos”.


Sobre el desfile del próximo sábado, Madrazo añadió que su empresa y los alebrijes tienen en común “la fusión de magia, creatividad y manos artesanales”.



El nagual

Para la Real Academia Española, un alebrije es una “figura de papel maché, madera o barro, pintada de colores vivos, que representa un animal imaginario”. Pero hay otra que dio Felipe, hijo de Pedro Linares, el creador de los alebrijes como resultado de sus experiencias oníricas. Durante una entrevista aquel comentó: “Me decía mi papá que el nagual puede tomar varias formas, aunque yo creo que cada uno trae su propio alebrije en la cabeza y nace en la imaginación de cada uno. Es una figura que uno mismo está creando en la imaginación, ya sea monstruosa o no”.

Los alebrijes también han mostrado su colorido y creatividad más allá de las fronteras mexicanas: por ejemplo, apenas en abril pasado 28 de ellos, que participaron en las dos ediciones anteriores del desfile, llegaron hasta Lille, Francia, a participar en el festival lille3000 El Dorado, donde sorprendieron al público por el ejercicio de híbrida imaginación que significan sus figuras.

viernes, 13 de septiembre de 2019

Recetas para festejar al chocolate

En ocasión del Día Mundial del Chocolate, un auténtico manjar que tiene su origen en el cacao de tierras mexicanas, te ofrecemos tres recetas que seguramente te harán pasar un buen rato con su preparación y con el deleite de tus invitados.

Así es que manos a la obra y a festejar el chocolate.

Trufas de chocolate


Un bocadillo dulce es irresistible, y mucho más si se trata del sabor del chocolate. Aquí está una deliciosa receta de trufas de chocolate con el inconfundible sabor de la crema para batir 50/50 Lyncott, que deleitará a tu familia.
A continuación te compartimos la receta para elaborar 25 piezas:

Ingredientes
300 g de chocolate
200 ml de de crema para batir 50/50 Lyncott®
50 g de mantequilla Lyncott®

Para decorar
Granillo de chocolate
Cacao en polvo
Nuez finamente picada

Preparación
Derrite el chocolate a baño María (puedes derretir el chocolate en el microondas, pero te recomendamos hacerlo a baño María para evitar que la mezcla se queme, además de que al hacerlo de esta forma el chocolate quedará con un mejor color y textura). Después agrega la mantequilla Lyncott y mueve lentamente hasta que se encuentre completamente incorporada.
Posteriormente añade la crema para batir 50/50 Lyncott y mezcla lentamente hasta que se incorpore por completo.

Vierte la mezcla en un bol y espera a que se enfríe a temperatura ambiente. Esto lleva aproximadamente un día entero si dejas la mezcla en tu cocina, o cuatro horas en una noche en el refrigerador. Una vez fría la mezcla tendrá la textura de una masa suave. Entonces, con una cucharita toma una porción y ponla en un plato; repite este proceso hasta terminar la mezcla.

Toma una de las porciones y dale forma de bolita, no importa que quede de forma irregular. Continúa con cada una de las porciones.

En un platón vierte el cacao en polvo y haz lo mismo con el granillo de chocolate y la nuez picada. Después haz rodar cada bolita sobre la cobertura que desees hasta que queden completamente cubiertas. Una vez hecho esto, pon las trufas de chocolate en moldes pequeños para panqué, o en un recipiente para disfrutar con tu familia cuando desees.


Tarta tibia de chocolate

Es una deliciosa creación de Paulina Abascal para complacer el sentido del gusto.

Ingredientes
Para el relleno tibio de chocolate
-2 tazas (360 g) de chocolate obscuro
-½ taza (100 g) de mantequilla Lyncott®
-1 (50g) huevo
-3 (60g) yemas
-1 vaina de vainilla ó 1 cucharada (15 ml) de extracto de vainilla
-1 1/3 tazas (300 ml) de crema para batir LYNCOTT®
-1 receta de pasta para tarta**
(Rinde un molde de 26 cm de diámetro)
Se puede conservar en refrigeración por una semana, congelada hasta 6 meses

Para la pasta de tarta
-2 tazas (240 g) de harina
-1/2 taza (100 g) de mantequilla
-1/3 de taza (50 g) de azúcar glass
-1 yema
-1 huevo
-1 cucharada de extracto de vainilla
-1 cucharada de sal

Preparación de la pasta para la tarta
  1. Colocar la harina en una mesa, abrir un espacio al centro.
  2. Poner en el espacio el resto de los ingredientes.
  3. Usando las yemas de los dedos, incorporar los ingredientes del centro hasta que estén uniformes.
  4. Añadir la harina y trabajar para que tenga consistencia granulosa, amasar
ligeramente.
  1. Formar una bola y refrigerar una hora antes de usar.

Montaje y decoración
-Hojas de oro y de plata.
-¼ de tazas (35g) de azúcar glass.

Preparación del chocolate
  1. Fundir el chocolate, agregar la mantequilla a temperatura ambiente. Dejarlos entibiar.
    2. Batir ligeramente el huevo y las yemas con la pulpa de la vaina de vainilla. Agregarles la crema. Combinar con el chocolate.

Montaje y decoración
  1. Forrar el molde para tarta con la pasta, refrigerar 30 minutos y picar con un tenedor el fondo para que no se levante al hornearlo.
  2. Hornear a 180°C durante 20 minutos o hasta que esté cocida pero no dorada. En este punto, se puede reservar hasta el momento de servir.
  3. Vaciarle el relleno y hornear durante 10 minutos o hasta que la superficie se vea mate, como la parte de arriba de un pastel. Dejarla entibiar durante unos minutos.
  4. Acomodar al centro de la tarta la hoja de oro y plata y espolvorear los bordes con azúcar glass.


Betún de chocolate


¡Para cualquier tipo de pastel, panqué o simplemente untado en un pan tostado o galletas!
Ingredientes
1 paquete (227 g.) Queso Crema Neufchâtel Lyncott® (a temperatura ambiente)
1 cucharada de Leche Lyncott®
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 pizca de sal
5 tazas de azúcar glass (cernida)
90 gramos de chocolate semiamargo derretido a baño María

Procedimiento
  1. Batir el queso crema, leche, vainilla y sal hasta formar una mezcla homogénea.
  2. Agregar poco a poco la azúcar, cuidando de batir muy bien entre cada adición.
  3. Incorporar el chocolate, previamente derretido a baño María.


Industrias Cor S.A. de C.V., conocida coloquialmente por su marca Lyncott, es una empresa 100% mexicana con 77 años en la industria de los derivados de lácteos. Durante su existencia, la compañía se ha caracterizado por la innovación dentro de sus productos, y hoy es líder en ventas en crema para café, queso cottage y crema para batir.
La compañía aporta a la economía del país mil empleos directos y más de 5 mil indirectos, divididos entre la cadena de proveedores que van desde productores de ranchos lecheros hasta fabricantes de envases, etiquetas y todo lo que implica la elaboración de los productos Lyncott. Asimismo, cuenta con dos plantas de producción en Querétaro y 17 centros de distribución en la República Mexicana.
Lyncott cuenta con una línea de quesos maduros de importación: Port Bleu®, que son brie, azul y camembert.
COMUNICACIÓN SPREAD
Ariel Ruiz
Tel. 52.45.71.23
Cel. 55.25.36.26.67

Placer y salud, motivos de celebración en el Día Mundial del Chocolate


  • En México, el consumo promedio anual por persona es de sólo 750 gramos, pese a ocupar el lugar 11 entre los países productores

  • La combinación del chocolate y la leche reúne minerales, vitaminas y nutrientes.

Con origen en Francia, el Día Mundial del Chocolate se celebra cada 13 de septiembre desde 1995. Esto se debe a que sirve como un doble homenaje: primero, al escritor Roald Dahl, escritor galés autor de la historia infantil Charlie y la fábrica de chocolate (1964), que dio origen a un par de famosas cintas, la primera estelarizada por Gene Wilder (1971) y la segunda por Johnny Depp (2005), y, segundo, a Milton S. Hershey, fundador de la compañía chocolatera que lleva su apellido.

Según datos proporcionados por Alicia Páramo, directora de la Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares, en México el consumo promedio anual de chocolate por persona es de 750 gramos. Esa cantidad  resulta muy baja en comparación con las cifras de otros países: por ejemplo, en Suiza son 11 kilos, en Alemania casi 8, en Irlanda y Reino Unido 7.5, y en Noruega 6.6. En América Latina, los países líderes en el consumo de chocolate son Uruguay y Argentina, con 3 kilos.

Además, en México hay 362 unidades económicas dedicadas a la elaboración de chocolate y productos derivados. En las entidades que más fábricas de ellos existen son Oaxaca (66), Ciudad de México (51), Jalisco y Estado de México (33) y Puebla (20). Lo anterior lo lleva a ocupar el undécimo lugar de países productores.

Pese a la popularidad del producto, un estudio del banco suizo UBS realizado hace un par de años indicó que el gusto por el consumo de chocolate había bajado de 35% a 33% en los países desarrollados. ¿La razón? Que las personas se han decantado por otros productos considerados más sanos, como las barras de cereal.
Debido a ello las compañías dedicadas al chocolate han debido hacer algunas variaciones en su oferta, por lo que cada vez más apuestan por productos premium y cada vez más saludables.
Así, podemos decir que una de las más felices combinaciones que ha tenido el chocolate ha sido la que ha establecido con la leche, elementos que fueron unidos por primera ocasión en Suiza a finales del siglo XIX. Y esto no es solamente por su delicioso sabor, sino también por su rico contenido alimenticio. Como ocurre con muchas de las mejores creaciones culinarias, se amalgaman placer y salud.

El chocolate con leche contiene varios ingredientes: pasta y manteca de cacao, cocoa, azúcares y edulcorantes, extracto seco de leche y algunos otros ingredientes opcionales. Entre éstos pueden incluirse frutos secos, con los cuales se añaden aportes calóricos y proteicos.
El chocolate con leche reúne minerales, vitaminas y nutrientes. En términos generales, un producto de calidad integra, por cada 100 gramos, 9.2 de proteínas, 54.1 de carbohidratos, 31.5 de grasa y 5.4 de azúcar. Contiene vitaminas como la A, K, B7 y B3, además de minerales como el potasio y el calcio. Por este último elemento su ingesta puede ser muy saludable durante el embarazo y el crecimiento.
Sobre las mejores formas de combinación culinaria de ambos elementos, un experto, Pablo Caballero, chef ejecutivo de Lyncott, comenta que para la leche lo mejor es un chocolate rústico con alto contenido en azúcar y menos grasa. “La leche debe estar caliente para incorporar mejor el chocolate. Generalmente hay una confusión con los chocolates en polvo, pero hay que recordar que estos son, en su mayoría, azúcar con otros ingredientes, pero con un porcentaje bajo de cacao”.
Sobre ese último aspecto, Caballero recomienda lo siguiente: “El chocolate se identifica por su contenido de sólidos de cacao. Si un consumidor quiere conocer la calidad del producto que está consumiendo debe checar el empaque. Si entre los ingredientes el primero es azúcar y además se enlistan aceites vegetales, quiere decir que ese chocolate es un sucedáneo o está rebajado”.
Al respecto, para las preparaciones de chocolatería y repostería, el chef recomienda la crema para batir Lyncott, que por su calidad premium es un excelente ingrediente para la preparación de ganache, rellenos, mousses y cremas.
Así que es hora de partir al expendio de chocolate más cercano y compartir con el mundo su deliciosa celebración.